Los pros y contras de los centros de datos modulares prefabricados

Blog

Categorías

Según la firma de análisis 451 Research, los centros de datos modulares prefabricados están evolucionando rápidamente y comienzan a ganar apoyos. De hecho, el analista ha declarado que “la prefabricación está lista para transformar el sector de centros de datos”. No tengo dudas de que los centros de datos modulares prefabricados impactarán de forma positiva en este sector de centros de datos, pero no son la mejor solución cuando se trata de construir centros de datos eficientes. Como dice el refrán, hay dos caras en cada historia y es importante entender tanto las ventajas como las desventajas de adoptar el enfoque PFM.

Pros
Es mejor entender los beneficios de los centros de datos prefabricados en el contexto de la modularidad. Los centros de datos modulares se diseñan para poder predecir mejor las necesidades de inversión y con la eficiencia energética en mente. La modularidad permite la construcción de grandes sistemas desde pequeños subsistemas estándares y proporcionar mayor capacidad a los usuarios finales. Interxion ha sido pionero en el diseño de centros de datos modulares, con 33 de nuestras instalaciones en inicio de menor tamaño y a las que se ha ido añadiendo capacidad para atender la demanda de los clientes y sin ninguna interrupción en su servicio. Esto nos permite maximizar la potencia, el espacio y los sistemas de refrigeración y mejorar el uso eficiente de la energía (PUE) a través de un diseño inteligente y la puesta en marcha de medidas.

Un centro de datos prefabricado es un tipo de instalación modular en el las diferentes partes se ensamblan cuando se necesita más capacidad. Tener módulos prefabricados del centros de datos permite una mayor planificación y cambiar de un enfoque centrado en la construcción a uno de integración de bloques ya construidos. Como estos módulos ya cuentan con la pre-ingeniería, el cableado, el software y hardware integrados, están preparados para un rápido y fácil despliegue cuando llegan al emplazamiento del cliente. Además, el tener los módulos fabricados debe reducir el coste drásticamente. En última instancia, los módulos prefabricados facilitan disponer de una nueva generación de data centres con múltiples niveles de densidad, criticidad y posibilidades TIER, que ofrece al usuario un rango de posibilidades para utilizar y optimizar sus centros de datos.

Contras
Aunque hay muchas ventajas para adoptar el enfoque modular del centro de datos, no son para todo el mundo. Un obstáculo a superar es que los sistemas modulares vienen con tamaños pre-determinados, así que los usuarios pueden no ser capaces de construir un centro de datos a la medida exacta a la que les gustaría. De forma parecida, también podría haber ciertas preferencias de diseño que los usuarios no pudieran tener, lo que alteraría la estética de la instalación y ciertas limitaciones físicas podrían impedir que los usuarios utilizaran este enfoque modular del centro de datos. Por último, pero no lo menos importante, es que si durante el transporte los módulos sufren vibraciones se deben evaluar antes de su instalación los posibles daños.

Los centros de datos prefabricados son la última innovación en el continuo desafío que afrontan los departamentos IT para incrementar la productividad mientras reducen los costes. A pesar de que hay claras ventajas en los centros de datos prefabricados, no hay un tamaño que encaje en todas las soluciones de centro de datos. La realidad es que cada compañía tendrá diferentes necesidades en las especificaciones de diseño y es importante encontrar un proveedor que cumpla con esos requisitos dentro del presupuesto. En muchos casos, los beneficios de los centros de datos modulares prefabricados serán mayores que las desventajas, pero es importante llevar a cabo un análisis previo y elaborar un plan bien orquestado para asegurar que es una decisión de negocio prudente.