4 cambios que el “Internet de las cosas” realizará en nuestros puestos de trabajo

Blog

Categorías

Todo el mundo habla del internet de las cosas o Internet of Things. Estamos ante una revolución que va a cambiar nuestra forma de vida, y por supuesto también nuestra forma de trabajar. De esto trataremos en este post: de cómo el internet de las cosas va a cambiar nuestros puestos de trabajo.

Antes de analizar estos cambios hay que definir qué es lo que se conoce como el internet de las cosas. Estamos hablando de la conexión que existe entre objetos de nuestro uso cotidiano por medio de internet. Las gafas que presentó hace unos meses Google, el reloj de Apple que estará conectado a internet, o las pulseras fitness que envían información a nuestro ordenador son claros ejemplos del internet de las cosas.

¿Cómo afectará al trabajo la introducción de esta tecnología?

1 Puestos de trabajo híbridos

Probablemente veamos en breve el surgimiento de puestos de trabajo híbridos en una gran cantidad de sectores, puestos que combina carreras tradicionales con las tecnologías de la información.

Muy pronto veremos, por ejemplo, profesionales de la medicina que además de tener conocimientos sobre la salud también tendrán nociones de tecnología para hacer funcionar los nuevos objetos tecnológicos a utilizar. Se habla de chips que nos tragaremos para estar controlados todo el día y conocer nuestros niveles de azúcar, colesterol o glóbulos rojos.

2 Revolución tecnológica en las empresas

Como ocurrió con la revolución industrial y la llegada de las máquinas, los procesos productivos van a verse alterados por el internet de las cosas. Esto nos dejará aún mayor especialización y la presencia de más maquinaria para que las empresas aumenten su productividad.

3 Nuevos puestos de trabajo

Si el punto anterior nos puede dejar la sensación de que esta revolución va a traer pérdida de puestos de trabajos, la verdad es que por otro lado también se van a crear. Harán falta profesionales capaces de diseñar aplicaciones para estos nuevos objetos. Aplicaciones como las que conocemos hoy en día para los smartphones pero que saquen el máximo partido a un reloj, una pulsera o una zapatilla para corredores que se conecta con internet.

4 Aumento de la movilidad laboral

Acostumbrados a que en Estados Unidos y Europa se produzcan las revoluciones tecnológicas, en esta ocasión nos encontramos con que es en Asia donde los objetos conectados a internet están teniendo más éxito. En este continente el internet de las cosas supone el 40% mundial, mientras que Europa supone el 28% y América del Norte el 18%. Los trabajadores especializados en esta tecnología tendrán que adaptarse a esta nueva situación y moverse en busca de un trabajo que le permita desarrollar sus conocimientos.