¿Cómo sobrevivir en la nube?

Blog

Categorías

Mucho se habla en los últimos meses sobre la nube y su potencial. La posibilidad de almacenar archivos a un precio más económico, de tener siempre disponibles estos archivos y con una gran escalabilidad, contando con el espacio suficiente para almacenar los archivos que queramos son las principales características de este nuevo sistema de almacenamiento en internet. Pero también hay que seguir una serie de precauciones y saber cómo actuar ante problemas que puedan surgir en la nube, de ahí este artículo donde os daremos buenos consejos para sobrevivir en este nuevo entorno de almacenamiento.

La velocidad a internet es importante

Almacenar en la nube implica subir y bajar archivos a internet. Si nuestra conexión a internet no es de alta velocidad, podemos tener serios problemas. Por una parte, la transmisión de archivos será muy tediosa, y también puede haber fallos en la conexión mientras se suben los archivos más pesados. Necesitamos contar con un ancho de banda adecuado.

Debemos subir solo archivos legales

Que la nube esté en internet y tengamos contratada una parte de ella no significa que podamos hacer un uso indiscriminado de dicho espacio de almacenamiento. Es recomendable subir exclusivamente archivos legales, pues de lo contrario ocuparíamos una parte que nos podría servir para almacenar otros archivos más significativos.

La nube no es una copia de seguridad

Es verdad que tener los archivos en la nube (además de tenerlos en nuestro ordenador) es una buena idea para poder disponer siempre de nuestros archivos. Pero hay que tener cuidado con pensar que la nube nos sirve como copia de seguridad. Nuestro proveedor en la nube puede cerrar, lo puede comprar otra empresa o puede haber un fallo que nos impide acceder a nuestros archivos durante unos días. Ante estas posibilidades, se recomienda tener copias de seguridad en un disco duro externo o un almacenamiento físico alternativo.

Subir archivos pesados a la nube

Si trabajas en temas multimedia te habrás encontrado con el problema de subir archivos pesados a la nube. La opción para que esto no sea tan tedioso es contar con una velocidad de conexión a internet simétrica y contratar un servicio de almacenamiento en la nube de una capacidad extra a los habituales. Esto último no será un problema, pues cada vez nos encontramos con que los precios son más económicos. La existencia de más empresas que se dedican a este negocio ha hecho que los precios bajen considerablemente en los últimos meses.