¿Nos ha sobrepasado internet y toda su información?

Blog

Categorías

A veces lo que parece un beneficio también puede ser un problema, y es que todo depende de cómo usemos las herramientas que tenemos a nuestro alcance. Sin lugar a dudas, internet se ha convertido en una herramienta indispensable a la que de forma inconsciente estamos conectados todas las horas del día.

El motivo es sencillo: internet nos facilita cientos de labores en nuestro día a día, nos ayuda a la comunicación, a ser más productivos, a acceder a cualquier tipo de información que necesitemos y a muchas cosas. El problema está en cuando este beneficio se torna en un problema, y en lugar de tener nosotros el control sobre el uso de internet, este nos controla a nosotros.

¿Has tenido alguna vez la sensación de estar perdiéndote cosas en internet? No es raro observar cómo todos aquellos que disponen de un teléfono móvil miran la pantalla con frecuencia para revisar el correo, chatear con sus contactos, acceder a las redes sociales, o realizar compras por internet. Pero no puedes mirar todos los tweets de la gente que sigues, las conversaciones en grupos de Whatsapp, las notificaciones en Facebook o las invitaciones en LinkedIn. Cuanto más se incrementa el uso de los teléfonos móviles mayor es la necesidad de estar conectados a todas horas y muchas veces «chateamos» mientras conducimos, tomando un café con un amigo, en el trabajo o en clase. Realmente son tareas que seguramente pueden esperar. Mientras se sienta así no hay problema; el problema surge al sentir la sensación de no poder perdernos nada de lo que está ocurriendo y se desata el nerviosismo.

Esto ha llegado hasta tal punto que en algunos casos ya se comienza a categorizar como una especie de síndrome o fobia bajo el nombre de FOMO (Fear of missing out) o lo que sería lo mismo, miedo a perderse algo.

Se lleva hablando con seriedad desde el año pasado de graves casos de adicción a las redes sociales. Según estudios, más de la mitad de los usuarios temían la idea de perderse sus notificaciones o las últimas actualizaciones de sus amigos si no tenían acceso a internet. De hecho, muchos preferían poder tener acceso a internet antes que fumar o ver su programa de televisión favorito. ¿Te parece exagerado? Piensa en la siguiente pregunta: ¿qué es lo primero que haces nada más levantarte? Seguramente como muchos, miras tu móvil para ver si te has perdido algo mientras dormías.

Los dispositivos móviles son otros de los protagonistas en esta historia que han agravado considerablemente la situación. Sigamos con las preguntas: ¿Cómo te has sentido cuando se te ha olvidado el móvil en casa o en la oficina? Muchas personas hoy en día no pueden vivir sin su Smartphone y no pueden esperar medio día para recuperarlo. Es cierto que en muchos casos puede ser por motivos de trabajo, pero según un estudio publicado hace ya dos años, el 65% de las personas se sienten vacías sin su dispositivo, como si les faltara algo. Al mismo tiempo, el 53% de los usuarios móviles en España tienen ansiedad ante la posibilidad de quedarse sin batería o sin conexión a internet por mala cobertura.

Y tú, ¿aprovechas el potencial de internet o él te domina a ti?