'Big Data', una revolución que se está forjando

Blog

Categorías

Todo el mundo habla del Big Data. En cualquier evento al que vayas, en cualquier universidad e incluso en cualquier medio de comunicación te puedes encontrar alguna noticia sobre este fenómeno de almacenamiento de datos. De entre todas las personas que se han pronunciado sobre este tema, el profesor de la Universidad de Oxford, Viktor Mayer-Schönberger es uno de los mayores expertos y habla de una revolución del mundo como consecuencia de este almacenamiento de datos.

De hecho, según sus propios palabras, el Big Data nos va a permitir detectar embarazos no deseados e incluso tumores no detectados gracias a la combinación de algoritmos y a la información almacenada de las personas.

En el mundo empresarial, empresas como las aseguradoras no tendrán que solicitar una revisión médica a sus clientes, pues por medio de esta información se conocerán muchas más cosas sobre estos. Pero no solo las aseguradoras se van a beneficiar, las empresas en general podrán predecir el mercado con estos datos que cada vez van a más y que están permitiendo conseguir resultados que cada vez se parecen más a la realidad. Datos que han mejorado los habituales sondeos o entrevistas a pie de calle.

Los riesgos del Big Data

Las ventajas, como hemos visto, son muchas, especialmente a nivel empresarial y de salud. Pero también hay riesgos propios de basar la opinión sobre una persona o sobre un grupo de personas en función de las predicciones obtenidas con el Big Data.

Por supuesto, el mayor riesgo de este uso masivo de los datos está en los propios datos. La privacidad de las personas puede ponerse en serio riesgo si no se consigue una regulación adecuada para este avance. Una regulación que no frene los beneficios del Big Data pero que tampoco otorgue total libertad al uso de nuestros datos por parte de las empresas.

Lo que está claro es que esto es ya una realidad y los datos cada vez valen más. De hecho solo hay que ver como las grandes empresas de internet como son Facebook, Google o Amazon ya están almacenando una gran cantidad de datos. En el futuro, las empresas inteligentes deberán ser transparentes sobre su recolección de información y el uso de esos datos de forma apropiada. Darán más control a sus clientes sobre cómo compartir y utilizar su información.

Mientras cuenten con esa transparencia y control, los clientes se irán acostumbrando a estas interacciones, y en el futuro ya las estarán esperando. Cuando esto suceda, se preguntarán no “¿qué tanto sabes de mí?” sino “¿qué harás con la información que has obtenido?”

Download - "Big data – más allá del ruido" (PDF 800KB)