La FCC cambia la consideración de “banda ancha”

Blog

Categorías

Hace ya un tiempo que se venía hablando de la posibilidad de cambiar lo que hasta ahora era definido como banda ancha. Pues bien, la FCC (Comisión Federal de las Comunicaciones en los Estados Unidos), ha decidido dar el paso y cambiar la definición de este concepto, adaptándolo a la nueva realidad. Según la propia FCC, una conexión de banda ancha de 4 Mbps de descarga no se corresponde con las conexiones que hoy en día tiene un país como Estados Unidos.



Por este motivo, la FCC ha decidido cambiar la definición de banda ancha de tal forma que ahora en adelante cualquier conexión a internet que quiera ser catalogada como tal deberá contar con un mínimo de 25 Mbps para la descarga y con un mínimo de 3 Mbps para la subida de datos.

A muchos les sorprende que la FCC haya optado por subir el mínimo de banda ancha hasta los 25 Mbps cuando todo hacía indicar que lo haría únicamente hasta los 10 Mbps. Sin embargo, se trata de una medida totalmente razonable, pues hoy en día tan solo un 13% de los usuarios de internet en los Estados Unidos no tiene acceso a banda ancha bajo el nuevo umbral de los 25 Mbps. Por lo tanto, no tendría sentido poner un mínimo que quizá habría de ser modificado en breve.

De esta forma, a partir de ahora el mínimo para la definición de banda ancha serán los 25 Mbps, un tipo de conexión que ya es un estándar en el país.

El comisionado de la FCC Tom Wheeler señaló que los 25 Mbps de descarga y los 3 Mbps de carga de datos pasarán a ser un estándar el país, ya que el 80% de los ciudadanos estadounidenses tienen acceso a ese 25-3. El problema es el 20% restante que no posee esa conexión y con el que seguirá habiendo una responsabilidad.

A lo que se refiere Wheeler es que, además del pequeño ajuste en la definición de “banda ancha”, también los ISP y operadores estarán obligados a cambiar algunas cosas. Por ejemplo, a partir de ahora todos los operadores que ofrezcan planes de conexión inferiores a los 25 Mbps no podrán definir su oferta como “banda ancha”, pues estarían incurriendo en publicidad engañosa. Además, puede que la nueva medida obligue a una revisión en los precios de los planes, sobre todo en el caso de los proveedores de internet.