El IESG aprueba la primera gran actualización del protocolo HTTP

Blog

Categorías

Cualquier usuario de Internet conoce las siglas HTTP, aunque también es justo decir que la gran mayoría no sabe ni lo que significa. Dicho de forma rápida: HTTP son las siglas, en inglés, de protocolo de transferencia de hipertexto. Pues bien, después de varios años, parece que este protocolo está a punto de experimentar su primera gran actualización, algo que producirá importantes cambios en Internet, sobre todo en lo que respecta a su velocidad.

Hace poco más de una semana el Grupo de Ingeniería de Internet (IESG) aprobó un nuevo protocolo, conocido ya con el nombre de HTTP/2, que constituirá la primera gran actualización a nivel mundial de este tipo en quince años.

HTTP/2 nace como respuesta al ascenso de SPDY, un protocolo complementario a HTTP que es compatible con los navegadores Google Chrome, Mozilla Firefox, Internet Explorer, Opera y Amazon Silk. El propósito de SPDY no es otro que el de conseguir reducir en todo lo posible el tiempo de carga de las páginas web. De hecho, ya en 2012 en el marco de las propuestas para actualizar HTTP, Facebook propuso que HTTP/2 estuviera basada en SPDY.

Todavía se desconoce cuándo entrará en funcionamiento el nuevo protocolo, aunque Google ya ha anunciado que planea incorporarlo a una nueva versión de su navegador Chrome que podría ver la luz a principios de 2016.

HTTP se basa en un sistema de petición-respuesta, mediante el cual el cliente siempre realiza la petición inicial y el servidor se limita a esperar la llegada de peticiones. El principal problema de este sistema es que genera un gran tiempo de espera, algo que no sucede en SDPY, donde es posible manejar varias peticiones al mismo tiempo.

La principal ventaja de SPDY es que es compatible con HTTP, lo que permite que sea más fácil distribuirlo. Además, no habrá cambios visibles, ya que el usuario seguirá viendo las siglas http en la barra de direcciones de su navegador. Los cambios serán notables principalmente en la velocidad del servicio y en su seguridad, pues se han mejorado los sistemas de encriptación.

El nuevo protocolo HTTP/2 también llegará a la navegación móvil, la que es una de las grandes damnificadas por las limitaciones que presenta el protocolo actual.