La Comisión Europea publica los primeros datos del nuevo Índice Digital

Blog

Categorías

La Comisión Europea presentó en Bruselas el DESI (Digital Economy and Society Index), también conocido como Índice Digital, que consiste en un indicador que permite conocer el grado de inmersión de cada uno de los 28 estados miembros de la Unión Europea en la sociedad digital. Se trata de un índice que combina más de 30 indicadores y que utiliza un sistema de ponderación a la hora de clasificar a cada país en función de su comportamiento digital.

Desde la Comisión Europea se define a este nuevo índice como “la herramienta analítica que aporta la materia prima que se necesita para el despliegue de una estrategia de mercado único digital”.

Este Índice Digital adquiere especial relevancia ahora que la Comisión Europea se encuentra inmersa en la configuración de una estrategia para el mercado único digital, que será presentada en el próximo mes de mayo y que tiene como objetivo crear las condiciones necesarias para que los ciudadanos y empresas del viejo continente puedan aprovechar las oportunidades que ofrece la tecnología digital actual. Con este mercado único digital, Europa prevé generar en los próximos cinco años alrededor de 250.000 millones de euros de crecimiento adicional, así como cientos de miles de nuevos empleos.

El vicepresidente responsable del mercado único digital, Andrus Ansip, explica: “Las cifras evidencian que Europa se va haciendo digital y que los europeos cada vez disfrutan de nuevos y magníficos servicios. Los ciudadanos quieren tener acceso a los contenidos online y es nuestra labor facilitárselo. Mediante un mercado único digital se puede tener acceso a un mercado más amplio, ayudar a las empresas a innovar y aumentar la confianza en servicios online como los bancarios o los de administración electrónica”.

Algunas de las conclusiones que se pueden extraer de los resultados que arroja el nuevo Índice Digital es que existe una gran diferencia en lo que se refiere a experiencia digital entre países punteros como Dinamarca, con una puntuación de 0,68 puntos sobre 1, y países de peor rendimiento como Rumanía, con una puntuación de 0,31. España se encuentra en el decimosegundo lugar de este ranking, ligeramente por encima de la media de la Unión Europea, aunque algo alejada de los puestos de cabeza, ocupados principalmente por países escandinavos y del Benelux.