El voto por internet ya es una realidad en países como Suiza

Blog

Categorías

A medida que la tecnología avanza, se van sumando nuevas alternativas para el desarrollo de la sociedad, y el voto por internet no es la excepción. La innovación busca nuevas formas de hacer las actividades de siempre, o también facilitarlas. En el caso del voto, se traduce en evitar interrumpir la rutina, hacer largas filas o desplazarse a un lugar específico para ejercer este derecho.

 

El voto por internet es una alternativa que algunos países como Estados Unidos, Suiza, Francia o Canadá ya han implementado en elecciones municipales o de menor envergadura que las presidenciales. Cabe destacar que hay quienes no están de acuerdo con que estos procesos se realicen de esta forma, ya sea por la falta de confianza o que entiendan que las informaciones pueden ser manipuladas.

Veamos cuáles son las desventajas y las ventajas de realizar votaciones por internet.

Las desventajas

  • Se corre el riesgo de que las informaciones sean manipuladas y que se alteren los resultados.
  • Pueden fallar los dispositivos u otras herramientas digitales con las cuales se esté trabajando.
  • No es lo mismo que el votante vaya de manera presencial y se verifiquen sus datos, mientras que en la opción online realmente no se sabe si la persona que está ejerciendo el voto es la real.
  • No todo el mundo tiene acceso a internet o no tiene conocimiento de cómo hacerlo. Se debe contar con personal capacitado que pueda ayudar a quienes deseen ejercer el voto electrónico.

Las ventajas

  • La gran facilidad para contabilizar los votos permite ahorrar tiempo en todos los aspectos, ya sea tanto en el conteo final como en el hecho de sentar a personas por largas horas en mesas electorales.
  • La inmediatez y el detalle de los resultados se da en el momento.
  • Se invierte en tecnología.
  • Al tener este sistema hay más orden.
  • Las personas no tienen que desplazarse para ejercer el voto, lo pueden hacer desde la comodidad de su hogar u oficina siempre y cuando tengan acceso a internet.

Cabe destacar que las primeras experiencias con el voto por internet se dieron hace diez años en Zúrich, Ginebra y Neuchatel. El objetivo del sistema es facilitar la participación de los ciudadanos y que no dejen de ejercer su derecho al voto, haciéndoles ver que a través de un clic es muy fácil.

A pesar de que se han hecho intentos, falta tiempo para que se pueda llegar a un alcance significativo. Lo primero que se debe hacer es seguir fomentando la seguridad, la confianza y difundiendo las ventajas de este sistema. Todo esto debe hacerse tanto a nivel de los políticos que participan como candidatos así como con los ciudadanos que van a votar. De esta forma, puede que dentro de unos años todos seamos convocados a unas elecciones en las que haciendo clic desde nuestra casa podamos ejercer el derecho al voto.