Cómo lograr que tus contraseñas sean seguras en internet

Blog

A veces estamos expuestos cuando navegamos por internet, y en ciertas ocasiones no nos sentimos seguros del todo en el momento de elegir una contraseña para nuestro correo electrónico o nuestras cuentas de Facebook, Twitter, Instagram o cualquier red social en la que nos demos de alta.


El objetivo de todo usuario cuando pone una contraseña es el de defender su privacidad y que su información no se filtre a otras personas. En esta ocasión queremos citar algunas de las “claves para elegir la contraseña perfecta” que dio el ex analista de la CIA, Edward Snowden:

  1. Tener buena ortografía.
  2. No modificar las palabras, ya que los programas automáticos de descifrados suelen funcionar con variaciones como estas.
  3. Que la clave tenga más de ocho caracteres.
  4. Decir no a la generación automática de contraseñas, por la facilidad para descifrarlas.
  5. Es mejor una frase que una palabra.
  6. Es conveniente incluir mayúsculas, signos no textuales y números.

Pero más allá de lo que aconseja Snowden, debemos tratar de ser los suficientemente astutos para colocar una contraseña difícil de descifrar por los “ladrones informáticos”. Por eso también debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • Evitar a toda costa las coincidencias con las palabras del diccionario. Lo que se sabe es a lo primero que se descubre y en estos casos no será la excepción. Lo recomendable es que los números y los signos que deseamos colocar vayan en medio de la palabra que queremos utilizar.
  • No hacer combinaciones de teclado, es mejor pensar un poco en algo complicado que dejarlo en algo tan simple como “12345678”.
  • Es recomendable no mantener mucho tiempo una misma contraseña, lo ideal es cambiarla de manera periódica.
  • Los datos personales como contraseñas son un error, todo el que te conoce y está a tu alrededor tiene acceso a esas informaciones. Sí es cierto que serán más fáciles de recordar, pero son datos que están al alcance de todos y que no se sabe cuándo pueden ser usados en nuestra contra.
  • Se recomienda usar una contraseña diferente para cada cuenta. Este punto es difícil y hasta podrías pensar que de tantas cuentas te volverías loco, pero al final lo que se busca es seguridad.
  • Un juego interesante es descomponer frases o no usar palabras completas.
  • Si eres de los que olvida con facilidad tus contraseñas, puedes optar por anotarlas en un lugar seguro y al cual solo tú tengas acceso.
  • Nunca reveles tu contraseña a nadie. No hagas caso a los correos que constantemente están llegando con estas solicitudes, ni escribas tus claves en chats o redes sociales.

La importancia de tener una contraseña segura en internet es vital para la protección de la información que poseemos y que queremos evitar que llegue a terceros.