Internet en lugares públicos

Blog

Categorías

En los últimos días hemos podido comprobar la importancia que se está dando a las conexiones públicas a la red. Además de la conexión a internet en casa, la posibilidad de conectarnos en lugares públicos es mayor cada día y tanto locales privados como ayuntamientos no dejan de añadir entornos desde los que poder conectarnos a internet.

Promesas electorales y aeropuertos

En la última semana, de cara a las elecciones municipales de este mes, no son pocos los candidatos que han anunciado la instalación de conexiones wifi en localidades para que los ciudadanos puedan utilizarlas con libertad. Colocar una gran antena que dé conectividad a todos o abrir zonas de conexión son algunas de las propuestas.

También Aena ha anunciado hace poco que ofrecerá acceso ilimitado y gratuito a internet en todos sus aeropuertos. Esta gran noticia se formalizará dando servicio a partir de octubre a través de un servicio Wifi. Por los pocos detalles que ha anunciado, se espera que multiplique por cuatro la velocidad que se ofrece ahora a través del servicio de pago, desde los 0,5MB actuales a los 2MB.

Basta un paseo para comprobar los cambios

Con fijarse en los bares de cualquier barrio se anuncia puede comprobar cómo han cambiado los tiempos. En muchos de ellos, todavía se como novedad la oferta de wifi gratis para los clientes. Tomar un café con la tablet o el portátil en la mesa ha dejado de ser una novedad y es un empuje para que muchos clientes se acerquen a los locales y consuman más.

En gran número de las ciudades españolas se ofrece internet gratuito vía wifi para los ciudadanos en parques, plazas y edificios públicos como bibliotecas. Para muchos, internet es una necesidad básica en su día a día: estudiantes y trabajadores requieren de conexión para poder realizar sus funciones y los ayuntamientos han escuchado las solicitudes de los ciudadanos.

¿Es necesario tener wifi en casa?

Necesario seguro, esencial no. Por un lado están los teléfonos móviles con la conexión a red propia que si no alcanza la velocidad deseada, sí que sirven para comunicarse y poder comprobar las novedades. Pero con salir a la calle se puede encontrar sin gran dificultad un punto desde el que conectarse y descargar archivos.

Hace un par de años saltó la noticia en Estados Unidos de personas sin hogar que se conectaban a internet en grandes ciudades y contaban su día a día. Con gadgets muy baratos y desde conexiones públicas encontraban mucha información de ayuda para su subsistencia. Aunque puede parecer un ejemplo extremo, es un indicador de las facilidades con las que contamos hoy.

Por nuestra comodidad o responsabilidad, necesitamos conexión en nuestro hogar. Pero está bien saber que contamos con tanta oferta fuera de nuestra casa, y en su mayoría gratuita.