La conexión a Internet es la gasolina del profesional online

Blog

Categorías

En la actualidad son numerosas las funciones online que realizamos a nivel profesional. Enviar emails, atender facturas electrónicas, revisar archivos pdf de distinta naturaleza: internet nos sirve para recibir y enviar, abrir y compartir diversa información con la que llevar adelante nuestro trabajo.

El profesional online depende aún más de la conexión a internet, ya que debe publicar información, trabajar en desarrollo web o difundir una promoción publicitaria (por citar unos pocos ejemplos) a lo largo de su jornada laboral, todos los días que permanece en activo.

A este respecto, la conexión a internet se vuelve tan indispensable como la gasolina para quien depende de su vehículo a la hora del trabajo, bien para llegar a él o porque vive de ello. Como la gasolina, la conexión a Internet debe cuidarse al máximo, siendo el primer caso de duda qué tipo de conexión contratar.

Aunque todo depende obviamente del tipo de trabajo, siempre debemos apostar por la mejor conexión posible. Si volviéramos al símil del automovilismo, un deportivo escogerá sin duda el mejor combustible en una relación de consumo y velocidad apta. En el caso del profesional online, si trabaja con descarga de archivos pesados, cuanto más sólida y rápida sea dicha conexión, mejor. En todo caso, será la fiabilidad del servicio lo que debería determinar finalmente si se escoge una u otra opción.

A pesar de ello, la conexión a internet falla en algún momento. Puede que el router deje de funcionar correctamente, que la conexión en la zona haya caído por un problema externo o que, simplemente, se produzca un fallo en el suministro eléctrico.

En todos estos casos es vital tanto la prevención como la acción. En relación a esta última, debemos contar con un servicio al cliente excelente y rápido, que pueda atender una crisis de conexión lo mejor posible.

La prevención, sin embargo, pasa por actuaciones previas. Una de ellas es la compra de un USB de conexión a internet externo, que se pueda utilizar en caso de algún fallo o imprevisto. Si bien no ofrecerá la velocidad de conexión ni la capacidad de descarga original, puede servir para salir del paso durante el tiempo que lleve solucionar la crisis

La utilización de dispositivos móviles también puede ser útil, ya que muchos de ellos funcionan con tarifas de datos ajenas a la conexión de una oficina o de un hogar, por lo que siempre están conectados y pueden permitirnos contactar con clientes y otros agentes de nuestro sector rápida y cómodamente.

Por último y para aquellos casos en los que la conexión a internet puede tardar más de la cuenta en restablecerse, se recomienda localizar un entorno en el que la conexión wifi esté asegurada. Pueden ser por ejemplo una cafetería o una biblioteca pública, lugares que suelen ofrecer conexión gratuita a sus clientes o usuarios.

Es frecuente hoy en día ver a mucha gente con su portátil y su tablet trabajando online fuera de casa, aprovechando las distintas ofertas de conexión de este tipo de locales. Estos entornos públicos han creado tendencia entre los usuarios, que se sienten cómodos en ellos a la hora de trabajar, y también pueden funcionar como una solución para el usuario ocasional ante un problema de conexión en un momento determinado.