La conexión a internet en las empresas españolas se acerca al 100%

Blog

Categorías

El INE (Instituto Nacional de Estadística) ha publicado las cifras relativas a la Encuesta sobre el uso de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), respecto al periodo comprendido entre 2014 y el primer trimestre de 2015.

El resultado de estas cifras arroja un dato llamativo y es que cada vez nos acercamos más al 100% de empresas que utilizan conexión a internet para poder realizar su trabajo: concretamente, el porcentaje ha llegado al 98,4% en empresas de 10 o más empleados.

El estudio indica que el 80% de estas empresas contrata banda ancha móvil para conexión a internet mediante dispositivos como teléfonos móviles o portátiles, cuya aportación al sector empresarial ha aumentado en nueve puntos respecto al periodo anterior.

Las conclusiones de estos datos nos llevan a considerar que la conexión a internet es hoy por hoy un elemento de importancia vital para la empresa española. Como era de esperar, en este sentido se ha notado un considerable aumento en la instalación de redes por cable y fibra óptica para mejorar las conexiones de cada infraestructura.

También hay motivos que han propiciado este auge de la instalación de conexiones a internet a nivel empresarial y uno de los más importantes es la mejora y el abaratamiento del servicio. Ahora navegar por internet resulta más cómodo, rápido y económico que hace unos pocos años, en los que llegaba a plantearse enviar un fax antes que un correo electrónico.

Por descontado, las condiciones socioeconómicas también tienen su parte de responsabilidad en el asunto. Es más barato y práctico mantener una cuenta de correo electrónico y enviar de forma continua mensajes a empleados, clientes y contactos comerciales que abastecer mediante papel una máquina de fax o incluso que mantener una línea telefónica, que cada vez se sustituye más por cuentas de telefonía móvil.

Uno de los datos más curiosos de este informe del INE es que el porcentaje de empresas pequeñas (menos de 10 empleados) sin página web sigue siendo pequeño, de hecho disminuye al 27,8%. Sin embargo, el 68% de este tipo de empresas ya tiene conexión a internet.

Es decir, el uso de la red para trabajar ha quedado patente. No sólo por intranets y servicios de gestión ofimática por internet, sino también por las cuentas de correo electrónico, los sistemas de almacenamiento en la nube y otras metodologías de comunicación (sobre todo en start-ups puramente tecnológicas).

Pero de ahí a tener una necesidad de comercialización publicitaria de sus servicios por internet, hay un trecho todavía demasiado grande como para considerarlo una prioridad. Más aún cuando redes sociales virtuales y gratuitas, como Facebook o Twitter, ofrecen una posibilidad única a las empresas para darse a conocer sin tener que acometer apenas gasto en inversiones arriesgadas como una página web, que puede quedar obsoleta al cabo de poco tiempo.

A raíz de los resultados arrojados por el informe, el futuro del sector pasa por la mejora de las conexiones con una mayor velocidad de transferencia de información y una capacidad más amplia de poder incluir todos los servicios tecnológicos que una empresa necesita para el funcionamiento correcto del día a día. A continuación, será la seguridad de un servicio constante y con sistemas de recuperación en caso de emergencia el que interese a estas empresas, que sin internet podrían quedar sin funcionamiento durante un valioso periodo de tiempo.