Qué necesita tecnológicamente un medio digital

Blog

Categorías

En la actualidad los medios digitales o "digital media" están expuestos a las máximas exigencias por parte de su audiencia, aunque también podemos disfrutar de la ventaja de tener ahora más opciones online de entretenimiento e información.

Al contrario de lo que sucedía hace unos años, los usuarios de hoy en día son sumamente exigentes. Quieren que la navegación sea fluida, rápida y sin interrupciones, así como también que esté adaptada a cualquier dispositivo que utilice, desde un teléfono hasta un ordenador de sobremesa.

Esto obliga por una parte a las empresas suministradoras de este tipo de información digital a contar con las mejores infraestructuras en el almacenamiento de su estructura online, así como para la oferta de esos servicios, ya sea mediante información actualizada lo antes posible, en tiempo real o incluso la retransmisión de audio y vídeo con la mejor calidad.

Al mismo tiempo, la experiencia del usuario es un grado que hay que satisfacer de la mejor manera posible, lo que obliga tanto a reducir la velocidad de la web como también a que la plataforma esté en un servidor, a ser posible dedicado, que ofrezca seguridad y estabilidad.

En el caso de aquellas plataformas en las que el streaming o el vídeo bajo demanda sea una de sus principales bazas para los usuarios, la tasa de transferencia del material audiovisual debe cumplir unos mínimos requisitos de calidad. El uso de la capacidad de la plataforma para poder transmitir online esta información llegará al límite en caso de no contar con las infraestructuras necesarias para ello y, al final, el servicio se cortará o se ofrecerá con menor calidad de la que el usuario está dispuesto a asumir.

Del mismo modo, en el caso de las empresas la integración de todo tipo de programas para poder crear, guardar y gestionar de forma constante la información y el soporte sobre el que se ofrece también requiere de estabilidad, seguridad y fiabilidad para una rutina diaria rentable.

Así pues, tanto intranets como servicios de almacenamiento locales y en la nube deben combinar los factores de calidad y seguridad al máximo nivel posible, tanto por el buen funcionamiento diario de la plataforma como por evitar el peligro de infiltraciones en el sistema o errores graves de publicación.

En cuestión de hosting la experiencia de años anteriores ya permite que la mayoría de empresarios sepan lo que es mejor para poder trabajar con una plantilla cada vez mayor. El sistema de correo electrónico, de espacio disponible para compartir información así como la velocidad de navegación y comunicación entre cada uno de los dispositivos, son cuestiones que hoy en día están más o menos asumidas por parte de los empresarios, de forma que cada vez optan más por escoger el servicio con las mejores prestaciones posibles.

Pero un medio digital no puede limitarse a que internamente todo funcione correctamente. El servicio a los usuarios debe ser también una prioridad y, dada la avanzada tecnología que se utiliza y sobre la que se ofrece la información hoy en día, vale la pena no escatimar esfuerzos en invertir en este aspecto.