El Big Data comienza a mostrar sus primeros beneficios en el sector farmacéutico

Blog

Categorías

La aplicación del Big Data o extracción de datos masivos captados desde distintas variables para su posterior análisis y elaboración de conclusiones, tiene cada vez una más clara repercusión positiva a nivel comercial.

Las grandes empresas de todo el mundo consiguen fácilmente beneficios en base a adoptar estrategias de Big Data y aprovechar así los datos obtenidos para modificar, mejorar y evolucionar sus líneas de negocio. Hacerlo de forma efectiva y con antelación a la competencia supone de forma práctica la obtención de beneficios a medio plazo, e incluso a corto plazo en algunas ocasiones.

Como es lógico, las empresas que gestionan productos y también servicios, pueden encontrar una relación directa entre Big Data y beneficios. Aplican la estrategia, analizan los resultados, mejoran comercialmente, y salvo situaciones fuera de control de la empresa, el beneficio y el aumento de los ingresos debería llegar al cabo del tiempo.

Con la aplicación comercial del Big Data vino también el interés por otros sectores. El deporte ha sido uno de los que más han llamado la atención, al poder registrar variables por jugador y por equipo, hasta el punto de poder anticiparse a la estrategia de juego en cada caso y así poder contraatacar mejor al rival.

Sin embargo, otros sectores llegan con mayor dificultad a la aplicación del Big Data, aunque cuando lo hacen ven claramente sus beneficios. Uno de los más recientes ha sido el farmacéutico. Este sector, pese a que puede conseguir importantes ingresos en base a mejoras evolutivas del negocio, también tiene una dificultad importante a tener en cuenta, y es la salud de la población.

El riesgo vital de cualquier conclusión en el sector biomédico es muy alto, tiene consecuencias directas sobre las personas y no puede dejar absolutamente nada al azar ni operar con márgenes de riesgo demasiado altos.

No obstante, aunque la penetración de Big Data en el sector farmacéutico haya sido lenta, ha dado sus frutos con suficiente rapidez como para demostrar su utilidad práctica. Por ejemplo, los ensayos de nuevos fármacos mediante simulaciones obtenidas por datos de Big Data se realiza a una velocidad mucho mayor que si esas pruebas se hicieran en forma real y tener que esperar a ver sus reacciones.

El neurólogo Ignacio Hernández del Hospital Ramón y Cajal, estuvo recientemente en una mesa redonda con una ponencia denominada "La innovación sanitaria: nuevas herramientas tecnológicas de información de salud". Fue en este marco donde Hernández expuso las ventajas prácticas de la aplicación de Big Data para el sector farmacéutico. Entre ellas estaba, según Hernández la de poder procesar 100.000 moléculas y obtener así resultados significativos a una velocidad insuperable.

Según Hernández estas mejoras son interesantes no sólo para la industria farmacéutica, sino también tanto para el propio Estado como para la industria privada, ya que gracias a ellas es posible mejorar en el sector tanto a nivel competitivo (respecto a otras empresas desde el punto de vista privado) como a nivel de autogestión (en referencia a la gestión de presupuestos y de recursos profesionales que el Estado debe invertir anualmente en el sect

 

 

Download - "Big data – más allá del ruido" (PDF 800KB)