Así ha aprovechado Netflix el Big Data para obtener tanto éxito

Blog

Los amantes de las series están de enhorabuena, aunque ya no les debe quedar ni una pizca de paciencia debido a la larga espera que han soportado. Por fin, este mes de octubre llega Netflix a España, la plataforma de vídeo por suscripción que tanto éxito ha cosechado allí por donde ha decidido aterrizar.

Ha costado lo suyo, pero al final España también acogerá este servicio audiovisual que basa su negocio principalmente en la suscripción mensual a todo un abanico de series y películas aclamadas por la audiencia. Pero como en todo negocio de éxito, éste no ha venido sólo ni por azar, detrás de su actual estrategia se encuentra una aplicación de Big Data como en pocas otras empresas se ha realizado. Se trata de la clave principal de su éxito.

Realmente Netflix no tiene muy complicado aplicar una estrategia de Big Data en base a su servicio. Sólo por la conexión, recibe todos los datos que necesita del usuario. De esta forma sabe qué ve, qué no ve, en qué momentos detiene la reproducción, vuelve hacia atrás, hacia delante, abandona el visionado, etc.

Es más, puede analizar con esta capacidad hasta las horas de visionado por parte del espectador, el soporte que utiliza, dónde está físicamente a nivel geográfico el cliente y qué tipo de uso realiza de su plataforma. Todo ello con el añadido de la información voluntaria ofrecida directamente por los espectadores en base a la valoración de cada producto audiovisual, comentarios publicados, etc.

Recabar, analizar y comparar toda esta información, permite a Netflix crear un producto en base a lo que su audiencia más va a percibir de forma positiva. Es decir, que al contrario de otras cadenas de televisión que establecen cuotas de pantalla y, con ello tipos de espectadores para los que se crean programas heterogéneos (algunos con más éxito que otros) esta plataforma de suscripción desarrolla su parrilla de programación en base al tipo de cliente que puede encontrar en cada zona del mundo donde se implanta.

Obviamente la heterogeneidad es necesaria en su catálogo, pero sí se desprende cierto estilo similar en las series y las películas ofrecidas, enmarcando así un tipo de espectador concreto que, según los análisis del Big Data, le va a aportar un mayor beneficio económico.

El análisis de estos datos llega al extremo de que Netflix ha conseguido crear productos específicos para su audiencia en base a sus gustos. Es el ejemplo de la serie House of Cards, la primera que produce la plataforma y que ha alcanzado éxito internacional, con un nivel de calidad que le ha valido un Emmy y dos Globos de Oro. La serie se ha creado en base a los gustos e intereses de los espectadores, información obtenida con la previa estrategia de Big Data, que permite saber qué quieren ver, cómo, cuándo y así cualquier aspecto que permite crear la serie perfecta para el público idóneo. Es la fórmula del éxito de la plataforma Netflix.

Download - "Big data – más allá del ruido" (PDF 800KB)