Economía digital (III): El optimismo de las empresas online y su repercusión en el empleo

Blog

Para el año 2020 se calcula que podría haber una oferta cercana al medio millón de puestos de trabajo relacionados con las nuevas tecnologías, principalmente en lo que se refiere a empresas de comercio electrónico o que basen su negocio en internet. Sin embargo, no podrán cubrirse todos ellos por falta de profesionales cualificados.

Esta es la conclusión principal del Informe de Evolución y Perspectivas eCommerce 2015 en base a los pronósticos de la Unión Europea sobre creación de empleo. No obstante, el enfoque principal de los datos obtenidos es positivo y optimista. Se calcula que el 80% de los negocios online en España esperan un crecimiento a corto plazo, mientras que casi la mitad se atreve a pronosticar un aumento de sus ventas en más del 10%.

Realmente el sector online es el que mejor futuro afronta en comparación a otros sectores tradicionales. Estando en una etapa de pleno crecimiento y de evolución constante, parece bastante obvio que el primer paso que hay que dar es el relativo a contratar profesionales que puedan hacer efectivo este pronóstico optimista.

Es por ello que si bien la Unión Europea ha identificado una necesidad creciente de cubrir estos puestos de trabajo, ahora es el turno de los centros de formación y enseñanza para poder transmitir ese conocimiento a los futuros profesionales del sector. Lamentablemente, la exigencia no sólo de formación inicial, sino también de formación continua, obliga a plantearse una problemática importante.

Los perfiles profesionales que más se demandan y que se seguirán solicitando en un futuro a corto plazo corresponden a SEO, SEM, análisis de datos web y desarrolladores de software para teléfonos móviles. Junto a ellos, otros puestos de trabajo más "tradicionales" también experimentarán un crecimiento, como es el caso del marketing. Una encuesta realizada a más de 4.500 tiendas online refleja que el 25% de entrevistados tiene entre sus planes futuros un incremento del presupuesto para marketing en hasta un 10%, mientras que el 28% piensa invertir más del 10%.

Además, estos nuevos trabajos requieren una formación continua, al encontrarse el sector de las nuevas tecnologías en permanente cambio. De esta forma, las empresas online deberán contar con un presupuesto importante para formación de sus profesionales si desean ser competitivas respecto a otros rivales, que también apostarán por una estrategia de venta y negocio similar.

Dicha formación puede ser online o presencial, una de las ventajas de estar enfocada precisamente a las nuevas tecnologías e internet. No obstante, debe ir más allá del aprendizaje de nuevas estrategias de acción comercial, promoción publicitaria o incluso desarrollo de código: también deberá fomentarse la participación en otros entornos en los que pueda encontrarse tanto negocio como experiencia. Es el caso de los eventos de networking, que se convierten en pieza imprescindible tanto para darse a conocer en el sector como también para fomentar relaciones de trabajo y negocios, y se ha convertido en una actividad presencial que puede derivar en acciones online muy relevantes.