Nube híbrida y AAPP

Blog

Categorías

La nube híbrida cada vez se está convirtiendo en un recurso de almacenamiento y gestión de la información digital más atractivo, por las bondades y ventajas ofrecidas al aprovechar los beneficios de la nube pública y la nube privada en un sólo servicio.

Ante esto, empresas privadas, grandes organizaciones y profesionales están adoptando consecuentemente este tipo de metodología de trabajo en sus rutinas diarias. Sin embargo, todavía hay un sector en el que el avance es lento: el de las Administraciones Públicas (AAPP).

Obviamente es el factor de seguridad lo que más preocupa a este tipo de instituciones, así como la infraestructura necesaria que en forma progresiva debe sustituir o adaptarse a las ya existentes. El trabajo en la nube (principalmente privada) no es algo extraño para las AAPP, y su inversión en este sentido es importante.

A pesar de todo, incluso con la recuperación económica afianzándose cada día que pasa un poco más, la inversión en España respecto a las nuevas tecnologías será un 1,8% menor que el año anterior, principalmente en base a los recortes establecidos en éste y otros sectores dependientes de la administración pública.

Los especialistas en análisis e investigación de Gartner constatan no obstante que la inversión en el servicio de nube híbrida debe ser importante. Según Gartner, algunos de los aspectos en los que debería basarse la justificación de esta inversión son:

  • las relaciones entre ministerios,
  • el poder movilizar los procesos de trabajo,
  • establecer sistemas multicanal con los ciudadanos que relajarían y descongestionarían los procesos tradicionales.

A una escala global, este compromiso por invertir en nuevas tecnologías parece que disfruta de buen pronóstico. Se calculan unos 431 mil millones de dólares de inversión en la actualidad, y para el año 2019 se considera que podría alcanzarse la cifra de 475 mil millones de dólares.

¿Qué ventajas supone la nube híbrida para las AAPP?

A nivel general (y no sólo para las Administraciones Públicas), las ventajas de la nube híbrida parecen tan claras como atractivas, de modo que la inversión en cloud es una prioridad respecto a otras ramas de las nuevas tecnologías.

Principalmente, la mayor agilidad para gestionar los recursos TI existentes es un gran atractivo para las Administraciones Públicas, ya que con ello también se consigue recortar costes.

La escalabilidad, algo muy corriente en las iniciativas de Administraciones Públicas, es asumible con la nube híbrida sin duplicar costes ni requerir nuevas infraestructuras. De esta forma, los proyectos pueden basar su inversión en su crecimiento natural, sin requerir de primeras un gran aporte económico.

Este coste según uso de las funciones de la nube híbrida es también uno de sus mayores atractivos, frente a otras opciones que o bien exigen cuotas anuales fijas o cuya desproporción inicial entre coste y beneficios es muy grande.

Por último, entre las ventajas más destacables está el hecho de que la productividad de los profesionales TI suele ser mayor, en gran medida por el automatismo generado con este tipo de tecnología.

Download - "El auge de la TI híbrida" (PDF 1MB)