¿Qué te está impidiendo adoptar un modelo híbrido?

Blog

Podemos decir con seguridad que el modelo de nube híbrida ha llegado para quedarse. Atrás han quedado los días en que se construyeron exclusivamente modelos de computación en base a ordenadores centrales (mainframe) y modelos cliente-servidor. Hoy en día, un número creciente de organizaciones ha ampliado su infraestructura directamente en algún tipo de plataforma en la nube. De hecho, una encuesta reciente de Interxion identificó que el 45% de los responsables TI utiliza un enfoque híbrido, que combina los centros de datos internos, tanto con la nube privada como con la pública.

Y este porcentaje irá en aumento: en 2016, el 85 por ciento de todas las empresas habrán adoptado algún tipo de servicio en la nube, y de estas un 80% elegirá un modelo de tecnología híbrido.

Pero a pesar de su atractivo y de que probablemente el futuro pasa por una nube híbrida, para algunas empresas todavía hay obstáculos que resolver antes de la adopción generalizada. En este sentido, vamos a disipar los mitos creados en relación a la nube híbrida.

1. Tengo que ceder el control de mis datos

No tener el control de los datos se cita a menudo como una razón que sostienen las empresas de negocios para negarse a adoptar el trabajo en la nube. Pero en realidad han quedado atrás los días en los que las empresas compraban un servicio gestionado a cambio de sacrificar la visibilidad de sus datos. Las empresas hoy en día pueden mantener el control de sus datos mediante la elección de una solución que le permite mantener estos datos en sus instalaciones y acceder a ella a través de conexiones fiables de alta velocidad. Además, un entorno de nube híbrida bien gestionada puede aprovechar de manera eficiente los recursos públicos y privados, y proporcionar un perfecto control y visibilidad a los equipos de TI.

2. Mis datos no estarán seguros en la nube

No es de extrañar que la seguridad sea un inhibidor de la adopción de la nube. Más de dos tercios de los responsables TI (69%) valoraron la seguridad como la principal preocupación cuando se conectan a las aplicaciones basadas en la nube. Pero el 77% reconoció que se moverían más cargas de trabajo a la nube si se resolviesen estos temores. Para ello, es necesario un nuevo enfoque para la creación de redes.

La mayoría de los proveedores de nube ofrecen maneras de conectarse directamente al cloud y así evitar internet. De esta manera, las empresas pueden integrar sus equipos propios con sus recursos en la nube a través de una conexión rápida, fiable y segura.

3. No tendré suficiente ancho de banda trabajando en la nube

Algunos responsables de TI todavía tienen dudas acerca del ancho de banda, la latencia y el potencial impacto en la prestación de servicios, a pesar de que su proveedor de la nube les diga que sus servicios pueden igualar a los servicios en sus propias instalaciones.

Mediante el uso de un centro de datos especializado, las empresas y los proveedores de servicios pueden dejar de lado estas preocupaciones. Con un centro de datos con múltiples opciones de conectividad pueden acceder a proveedores capaces de construir una nube con un gran de ancho de banda y resistente a fallos. Esto significa mejor rendimiento, menor latencia y mayor seguridad, sin el coste habitual de instalación de las conexiones a medida.

4. Parece que todo son problemas

En realidad el servicio en la nube puede simplificar el trabajo tecnológico para muchas organizaciones, en primer lugar reduciendo al mínimo la cantidad de hardware que requiere gestión y mantenimiento, y en segundo lugar conectando múltiples clientes a su oferta de nube pública preferida o bien conectando un solo cliente a múltiples nubes.

El último mito realmente es la organización que no está utilizando la nube. Todas las áreas TI tiene la nube en su agenda. El tiempo del miedo ha terminado y todo lo que queda son los desafíos de la integración, de la gestión y de mantener y mejorar los niveles del servicio. ¿Y no son estas, una vez más, las tareas habituales del área TI?

Download - "El auge de la TI híbrida" (PDF 1MB)