Hablemos de hiperconvergencia (II): Ventajas de su implantación en la empresa

Blog

Categorías

Los centros de procesamiento de datos (CPD) conforman el espacio físico en el que se guarda información de vital importancia y en gran cantidad. En múltiples ejemplos en los que se quiere constatar la importancia de un CPD se suele poner a las entidades financieras como agentes activos de este tipo de tecnología, que puede ocupar grandes espacios sólo para ella o incluso varias salas, dedicadas a albergar la tecnología necesaria para salvaguardar esta información y permitir su procesamiento.

Sin embargo, la virtualización de estos sistemas mediante la implantación del SDDC (Software-Defined Data Centers), conocidos en su traducción por "centro de datos definido por software", ofrece importantes ventajas a tener en cuenta.

Una de estas ventajas, definida claramente en el blog de Orbit, constituye a la larga la mejor razón por la que adoptar este tipo de soluciones TI y no es otra que la de reducción de costes y, de forma indirecta, la mejora de la rentabilidad.

Tal y como exponen en el blog mencionado, la virtualización y la automatización del trabajo, como es lógico, libera de carga funcional a los profesionales encargados de determinadas tareas rutinarias que deben realizar de forma constante. Al no tener que dedicar tiempo al mantenimiento del CPD, la empresa reduce costes considerables en el funcionamiento empresarial. Al mismo tiempo, estos profesionales pueden destinar su trabajo a otras tareas más relacionadas con el negocio y de mayor especialización.

A la larga, un sistema virtual y automático permite así conseguir una mayor rentabilidad por un trabajo realizado en menos tiempo, algo que toda empresa persigue entre sus principales objetivos.

No obstante, no es la única ventaja que los SDDC y, en consecuencia, la aplicación de hiperconvergencia pueden aportar a nivel empresarial. Cristian Cantizano Jiménez, en el blog de Sicrom establece otra de las principales ventajas en este sentido: la simplicidad.

Tal y como indica, gracias a la hiperconvergencia se simplifican las infraestructuras tradicionales respecto a la complejidad de algunos sistemas virtualizados. No se adentra, sin embargo, en el verdadero corazón del problema y es que la adopción de sistemas y estrategias en base a tecnología virtual como el Cloud Computing y el Big Data son relativamente fáciles de implantar. Sin embargo, esto no asegura un rendimiento favorable del trabajo, sino que simplemente allana el camino para trabajar profesionalmente de forma más acertada y rentable. Son los profesionales como los Data Scientists los que una vez implantado el sistema deben definir los siguientes pasos a realizar y cómo deben ejecutarse.

Frente a esta complejidad que, erróneamente, está haciendo creer a algunos profesionales que los sistemas tradicionales son más sencillos, aparece la hiperconvergencia como una infraestructura definida por software para compartir recursos online, que simplifica todas las tareas de manera efectiva y real.

Por tanto, esta forma de aplicar una estructura TI, se configura como la forma más eficiente de hacerlo. Las razones de ello se encuentran en su flexibilidad (permite adoptar soluciones de nube híbrida, pública o privada), su alta disponibilidad (gracias a que en todo momento se puede acceder a los recursos desde cualquier sitio) y, muy importante, una seguridad completa, factor primordial para confiar en la hiperconvergencia como solución digital de rentabilización de la empresa.