Repaso a 2015 (II): los datos masivos, protagonistas del año

Blog

Categorías

En 2015 hemos visto cómo se afianzaron tanto la aplicación de estrategias Big Data para el desarrollo de negocio como el asentamiento del modelo Fintech en el sector financiero. Otras aplicaciones todavía están en desarrollo y quizás en 2016, por ejemplo, veamos cómo se extiende el esperado Internet de las Cosas.

De todo ello hemos hablado en Interxion, de las novedades tecnológicas y de cómo las empresas están aplicando estas soluciones. Aquí están los temas relacionados más destacables de 2015.

Big Data: la metodología de trabajo del futuro que ya ha llegado

La aplicación de estrategias de Big Data, es decir, métodos de almacenamiento y gestión de información masiva, está demostrando su efectividad.

El sector farmacéutico y del automóvil han iniciado la aplicación de estas estrategias, con resultados notables como la obtención de resultados en investigaciones moleculares que tardaban muchísimo más tiempo o la identificación de gustos y costumbres tanto de conductores como de compradores potenciales de automóviles. Incluso el fútbol ha hecho uso del Big Data para analizar y crear estrategias defensivas y de ataque, que habrían permitido a algunos equipos aprovechar una ventaja táctica para ganar partidos.

En cuanto a casos de éxito, han sido notables el de las tiendas de Sephora con sus monitores interactivos para conocer las preferencias de sus clientes, o las pulseras inteligentes de Disneyworld para mejorar la experiencia de los visitantes. Además, se ha destacado el caso de éxito de la aplicación de Big Data por parte de Netflix con el fin de ofrecer contenido audiovisual ajustado a las preferencias de sus suscriptores.

Además, el Big Data se ha establecido como importante impulsor de nuevos empleos entre los que destacan los de Data Scientist y analistas especializados, con el fin de desarrollar, aplicar y supervisar estas estrategias en la empresa.

IoT: la búsqueda del Internet de las Cosas

Todavía no vivimos en un mundo conectado a todos los niveles con dispositivos. Pero hemos hecho algunos avances para descubrir cuál es el camino idóneo para alcanzar este mundo ideal.

Sabemos que los móviles no son imprescindibles para alcanzar esta sociedad digital en todos los ámbitos, del mismo modo que estamos descubriendo el obstáculo que las baterías están provocando al avance en el sector. La normativa ya está preparada para un mundo en el que todo esté conectado de alguna forma, igual que los pronósticos de desarrollo se han adelantado a un próximo plazo de apenas un par de décadas.

Fintech: asentamiento y globalización

Por otro lado, el Fintech, es decir, la tecnología digital aplicada al ámbito financiero, es ya una realidad cada vez más asentada. Las start-ups desarrolladas en torno a esta nueva metodología financiera son cada vez más numerosas, por aprovechar más que nadie todas sus ventajas. Pero también los bancos tradicionales están adaptando el Fintech a sus servicios, de forma que lejos de considerarlo un rival competitivo, se convierte en un servicio complementario que les aporta importantes beneficios.