Fibra óptica (I): su desarrollo impulsa la inversión en telecomunicaciones

Blog

Categorías

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado los datos relativos al Informe Económico Sectorial de las Telecomunicaciones y el Audiovisual, en el que se constata un aumento de la inversión en telecomunicaciones durante el año 2014, con respecto a periodos anteriores.

Uno de los datos más significativos de este informe es el hecho de que este crecimiento tiene a la fibra óptica como principal responsable, ya que el número de accesos instalados de fibra óptica es mayor que el correspondiente a los tres años anteriores. Una de las razones de este aumento es que no sólo Movistar ha apostado fuerte en este sentido, sino que también se han sumado otros operadores como Vodafone, Orange y Jazztel.

La razón de que la fibra óptica haya cobrado un especial interés durante los últimos meses es el cambio del panorama del sector de las telecomunicaciones, sobre todo en lo referente a servicios empaquetados.

Cuando la televisión y la telefonía móvil y fija consiguen aunarse en una única oferta para el cliente, es más fácil ofrecer precios competitivos, al mismo tiempo que es menos probable la portabilidad del servicio a otras compañías.

Esto ha ocasionado que de forma general la inversión en telecomunicaciones en 2014 haya crecido un 30%, aproximadamente algo más de cinco mil millones de euros. Como ha publicado Sabemos Digital, en el caso de Vodafone se ha realizado una inversión de 1.153 millones de euros, apoyada en buena parte también tras la compra de Ono. Jazztel invirtió 428 millones de euros, aumentando un 67% y convirtiéndose en uno de los agentes que más ha crecido en este sector.

Por lo que respecta a Movistar, la empresa constata una caída de la inversión en telecomunicaciones móviles respecto a las fijas, aumentando esta última en hasta el 14,4%.

Crece el número de abonados españoles

El desarrollo e implementación de fibra óptica ha permitido una oferta de servicios de telecomunicaciones empaquetados en el que se pasa de las 3 líneas básicas (teléfono, internet y televisión) hasta los cinco servicios unificados actuales (televisión de pago, banda ancha fija, banda ancha móvil, telefonía fija y telefonía móvil).

Una de las ventajas para las empresas de este servicio unificado es que es más remota la posibilidad de que un cliente decida darse de baja y la portabilidad no se limita a un único servicio. El usuario, por su parte, consigue una mayor cantidad de servicios también con mejor calidad y a un precio menor que al contratar estos servicios en forma separada.

En consecuencia, 2014 ha sido el año en el que se ha conseguido por fin superar la cifra de 5 millones de abonados a la televisión de pago, uno de los servicios más llamativos sobre el que se asienta la promoción de estos paquetes. En concreto, este año se ha incrementado el número de abonados en 1,2 millones respecto a 2013. El servicio de mayor calidad con una conexión HD por fibra óptica ha sido también decisivo en este aumento de abonados.