Fibra óptica (III): Nueva legislación del mercado

Blog

Categorías

El año 2015 terminó de forma convulsa en el sector de las telecomunicaciones en lo referente a la fibra óptica. Estaba sobre la mesa de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) la aprobación de la nueva regulación que finalmente ya tiene el visto bueno por la institución.

Entrará en vigor este primer trimestre de 2016 y consiste básicamente en la apertura de las redes de fibra óptica que Telefónica tiene implantadas en buena parte del territorio nacional. Las únicas zonas donde no tendrá que compartir su red de fibra óptica son aquellas donde al menos tres empresas hayan invertido en infraestructuras y abarquen como mínimo el 20% de la cobertura posible.

En la práctica esto afecta a 34 municipios (el 26% de la población) que son, por orden alfabético, los siguientes: Alcalá de Henares, Alcorcón, Alicante, Almería, Badalona, Barcelona, Burgos, Cerdanyola del Vallès, Córdoba, Cornellà de Llobregat, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, Granada, Granollers, Hospitalet de Llobregat, Huelva, Leganés, Lleida, Madrid, Málaga, Mislata, Móstoles, Parla, Pinto, Sant Adrià de Besòs, Santa Coloma de Gramenet, Sevilla, Tavernes Blanques, Torrejón de Ardoz, Valencia, Valladolid, Vigo y Zaragoza.

La cifra final podría aumentar hasta los 50 en una futura revisión de las condiciones de infraestructura tecnológica existentes, no obstante sigue siendo para la multinacional Telefónica una cesión práctica de sus redes de fibra óptica.

El panorama al que se enfrenta el sector de inversiones en telecomunicaciones por fibra óptica se encuentra, ante esta regulación, con un futuro inmediato no definido. Telefónica ha anunciado que va a analizar su plan estratégico de inversiones y lo limitará únicamente a aquellas zonas donde sea rentable en base a la nueva regulación. Por su parte, quedan por ver los planes de inversión de otras empresas como Vodafone, Orange, Jazztel o Más Móvil, que en principio sí están buscando mejorar las cifras de 2014, que ya se conocen en el Informe Económico Sectorial de las Telecomunicaciones y el Audiovisual que ha publicado recientemente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El año pasado Telefónica invirtió 1.434 millones de euros, lo que significó un aumento de hasta el 14% en el despliegue de fibra óptica en diversos municipios. El resto de compañías también protagonizó importantes aumentos de su inversión como es el caso de Jazztel, que llegó a incrementar un 67% dicha inversión respecto a años anteriores, con un total de 428 millones de euros. Por su parte, Vodafone invirtió 1.153 millones de euros, en un año que estuvo marcado por la compra de ONO.

La nueva regulación aprobada por la CNMC busca equilibrar las competencias en el sector, fomentando la presencia de más empresas y servicios con un descenso de los precios. Obviamente las empresas rivales de Telefónica acogen favorablemente esta nueva regulación, pero piden que se sigan vigilando los precios que deben pagar por el uso de las redes, así como los plazos de ejecución para que se haga efectivo.