Eficiencia en los centros de datos (I): Evolución y estrategias

Blog

Categorías

Según los resultados de una encuesta presentada el año pasado por el Uptime Institute, una de las principales preocupaciones de los encargados de TI y del área de facilities, tanto en centros de datos especializados como de CPD de corporaciones es la eficiencia energética.

Los equipos TI corporativos están gestionando modelos híbridos combinando centros de datos propios con servicios en la nube. La combinación de ambos entornos ha permitido la aplicación de iniciativas para mejorar la eficiencia, como la virtualización y la hiperconvergencia.

Por otra parte, el modelo de negocio de los centros de datos especializados posee ventajas que pueden ayudar al CPD corporativo a mejorar en eficiencia, ya que cuentan con más experiencia en la gestión de las infraestructuras para aprovechar mejor la energía y trasladar estos beneficios a sus clientes.

Eficiencia teórica y eficiencia práctica

La eficiencia energética es un objetivo en cualquier sector empresarial por los resultados de calidad y beneficio económico que ofrece. Más allá de las estrategias de eficiencia desarrolladas por los departamentos TI de las empresas, también el área de facilities tiene oportunidades de mejora. Es el caso de la refrigeración, que puede optimizarse mediante una gestión eficiente del flujo de aire y de la capacidad de enfriamiento.

Sin embargo, mientras que casi el 70% de los centros de datos de colocation disponen de un plan de gestión eficiente de la energía, solo el 39% de los centros de datos corporativos tiene uno en práctica. Aunque la búsqueda y medición de la eficiencia energética son conceptos ampliamente aceptados, su aplicación práctica no se observa todavía lo suficiente.

El mismo informe del Uptime Institute revela asimismo que los equipos TI y de facilities no se coordinan bastante para optimizar la gestión de las infraestructuras y ganar en eficiencia. Las decisiones que se toman en las dos áreas influirán en los ahorros de energía y en la forma de operar los centros de datos: por ejemplo, la elección de los servidores o de los racks donde se instalen influirá en la gestión de la refrigeración y de los flujos de aire.

Ejemplo práctico de eficiencia energética: la certificación LEED

Esta certificación es otorgada por la asociación U.S. Green Building Council, en base a distintos criterios analizados como pueden ser energía utilizada, materiales y recursos, entorno interior, uso del agua eficiente, diseño innovador y sostenibilidad.

En septiembre de 2013, Interxion consiguió la primera certificación LEED Gold en España aplicada a un centro de datos. La eficiencia, el entorno, la sostenibilidad y la innovación han sido claves para obtener la certificación. Aunque este tipo de certificaciones está pensada para empresas y oficinas con personas, el análisis se aplicó a un centro de datos, donde son las máquinas el "personal" mayoritario, y salvar las exigencias del proceso resulta aún más complejo.

En muchas corporaciones la sostenibilidad del centro de datos es una pieza clave dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa y Normas de Buen Gobierno. Tener el CPD como servicio y contar con la certificación LEED Gold les facilita el cumplimiento de estas políticas.