La revolución Fintech (I):
¿Qué nos espera en 2016?

Blog

Categorías

El año 2015 mostró nuevas complejidades y cambios en el sector financiero a medida que las nuevas empresas FinTech ganaban peso en el mercado. A su vez, la evolución hacia empresas con un alto componente tecnológico ha provocado también cambios en la dirección de las compañías, planteando la necesidad de que su personal conozca estas tecnologías.

Repasaremos ahora cuán acertadas fueron nuestras predicciones para 2015 y posteriormente qué nos deparará este año.

Sobre nuestras predicciones de 2015

La economía colaborativa se complica: El año pasado anunciábamos que algunos servicios de economía colaborativa (como Uber y Airbnb) traerían un cambio considerable en el sector de los seguros en 2015. No obstante, los cambios están tomando más tiempo de lo que pensábamos originalmente, con muchos factores en juego y con el fortalecimiento del papel de los seguros. Esto no significa que el crecimiento se detenga. Muy por el contrario, creemos que los servicios en el entorno de la economía colaborativa añadirán más innovación a este sector.

Entorno móvil exclusivamente: Nuestra predicción fue que los servicios financieros operarían únicamente en entornos móviles. Y aunque resulta una paradoja, se observó que esta tendencia ha sido adoptada principalmente por empresas ya establecidas del sector, que han extendido sus plataformas hacia el sector móvil como una parte de su evolución natural. Esta tendencia continuará en los próximos años.

El auge del CTO (Chief Technology Officer): Este año se vio que en los consejos de dirección de las empresas se aseguraron de contar entre sus miembros con expertos en tecnología. Estas incorporaciones se han hecho imprescindibles no solo por la importancia de entender el entorno tecnológico, sino para actuar además como guías o referentes internos. Las noticias surgidas sobre robos de datos o caídas de servicio experimentadas por conocidas marcas han demostrado las consecuencias de no invertir adecuadamente en expertos en tecnología.

Y aunque los puntos anteriores fueran predicciones para el año 2015, no significa que en 2016 no continuarán siendo tendencias en el sector financiero, ya que su desarrollo continuará durante este año. Probablemente, la tendencia más significativa del sector será la evolución de considerar a estos nuevos actores como "perjudiciales" y verlos en el futuro como "innovadores".

De cara a 2016:

Gigantes ágiles: la presencia de las empresas FinTech ha crecido mucho en el mercado B2B europeo a medida que las instituciones ya establecidas intentan mantener el ritmo en el mundo digital, tanto con los clientes existentes como con los nuevos. Las grandes instituciones tendrán que innovar con el fin de mantenerse al día. De esta forma, esperamos ver a los actores más importantes esforzándose por adquirir la agilidad del sector FinTech.

Construir “autopistas”: este año el sector se potenciará y elevará a los actores establecidos en el segmento de servicios financieros. La apertura de sus plataformas y la exposición de las API permitirá al sector “construir autopistas” para su distribución al mismo tiempo que mantienen su posición. Esta estrategia no es nueva; veremos entonces al antiguo modelo alcanzar nuevos estándares, con la participación de start-ups y operadores tradicionales trabajando en paralelo en un mutuo y beneficioso acuerdo.

"Madurez" del mercado: 2016 verá el lado práctico en el sector FinTech a medida que las instituciones europeas de mayor tamaño evalúen los riesgos de incumplimiento al planificar la infraestructura para un nuevo producto. Si se basa en la nube, por ejemplo, los potenciales clientes necesitarán saber donde se ubica esta nube, teniendo en cuenta la reciente sentencia de la Unión Europea sobre el acuerdo Safe Harbour. Principalmente, los clientes de las empresas FinTech exigirán madurez, tanto en términos de fiabilidad como de seguridad. Aquellas empresas que ofrezcan sus servicios con estas premisas se destacarán rápidamente del resto.