Amazon (I): sus planes para entrar en el negocio logístico

Blog

Categorías

Hace poco tiempo Amazon compartía su visión de un futuro donde el producto que compráramos en su plataforma llegaría en minutos a la puerta de nuestra casa… entregado por un dron. Aunque aún falta tiempo para que sea realidad, sabemos que está en sus planes.

Pero lo que también está en sus planes, a pesar de revelar muy poco del proyecto, es el desarrollo de una red logística global para controlar el flujo de mercancías desde las fábricas de los vendedores en Asia hasta el domicilio de los compradores en América o Europa. La iniciativa se conoce como Dragon Boat y está en marcha desde 2013.

Las especulaciones se dispararon basadas en documentos y algunos movimientos de la empresa, como la obtención de licencias de transporte marítimo que la empresa ha solicitado en China y en Estados Unidos. Este plan le pondrá a la par de empresas como UPS o FedEx. Amazon habla de "complementar" los servicios existentes, pero nunca de sustituirlos.

La estrategia transformará a Amazon en un rival directo del gigante chino Alibaba. Las dos compañías luchan por dominar el creciente mercado transfronterizo de e-commerce, que alcanzará a 900 millones de usuarios en 2020, según un informe de Accenture y AliResearch.

El negocio logístico de e-commerce involucra no solo a gigantes de la entrega de mercancías, sino también a un sinfín de intermediarios que gestionan cargas y el papeleo asociado al comercio transfronterizo. Amazon evitaría esa intermediación, manejando los inventarios de miles de comerciantes en el mundo y comprando espacio para el transporte (en camiones, barcos, o aviones) con tarifas reducidas. Los vendedores podrían así reservar en Amazon el espacio online, simplificando la gestión con unos pocos clics.

En un principio, Amazon firmaría alianzas con operadores del sector para construir la red global; una vez que adquiera suficiente volumen y tenga la capacidad de gestión para hacerlo por su cuenta, suprimiendo progresivamente los contratos con estos operadores.

Es una estrategia similar a la adoptada cuando comenzó el negocio de servicios cloud, que desarrolló en forma interna y expandió gradualmente hasta convertirlo en el gigante del sector que es actualmente (AWS). El negocio se desarrolló de una manera muy discreta, de tal forma que los grandes proveedores de servicios IT no se dieron cuenta hasta ya muy avanzada su expansión del alcance de lo que sucedía.

Si el sistema de logística y transporte funciona, Amazon podría dar otro paso y lanzar posteriormente servicios financieros para los comerciantes (préstamos, pagos internacionales y servicios de consultoría para aduanas e impuestos).