HBO amenazará a Netflix en España a finales de 2016

Blog

Categorías

Netflix llegó a España a finales de 2015, en medio de una gran expectativa por su oferta líder en distribución de contenido vía streaming. Su importante catálogo de películas y series ha popularizado, junto con otros proveedores en Estados Unidos como Hulu o Amazon Video, el fenómeno conocido como binge-watching, la práctica de mirar varios capítulos o una serie completa durante varias horas en forma continua.

Esta libertad que concede el formato de video on demand (VOD), en el que los usuarios eligen qué contenido ver, cuándo y cómo lo verán, se ha convertido en una de las características más apreciadas por el público. Es así que las plataformas más tradicionales como HBO están adaptando su oferta a las expectativas de los espectadores y también ofrecen ahora su contenido como VOD.

Hace algunas semanas HBO anunció que distribuirá en España su oferta audiovisual a través de streaming antes de finalizar 2016. La cadena ya entrega este formato en varios países europeos como Polonia o República Checa, y también en Asia (India o Vietnam por ejemplo).

HBO está expandiendo su plataforma internacional, a la que están abonados dos tercios de sus suscriptores totales. Sin embargo, estos suscriptores solo representan el 20% de los ingresos de la compañía, ya que su cuota mensual difiere mucho entre países. Por esta razón, HBO utiliza diferentes estrategias para obtener beneficios según el área geográfica. Las licencias sobre el contenido son aún muy rentables; también posee sus propias redes televisivas en Europa, Latinoamérica y Asia. En el caso de Latinoamérica, por ejemplo, series producidas y distribuidas localmente han obtenido ratings más altos que la mismísima “Juego de Tronos”.

España es uno de los nuevos países donde HBO quiere atraer a los usuarios que no tienen suscripciones a la TV por cable o quieren dejarlas (“cord-cutters”). Tres cuartas partes de la población española tiene acceso a banda ancha. La mitad de ellos tiene suscripciones a servicios de banda ancha pero no a servicios de televisión de pago. Hay un conocimiento muy extendido asimismo de la cadena HBO. A pesar de estos buenos indicadores previos al lanzamiento, se enfrentará a la competencia de al menos ocho servicios de streaming ya existentes en el país, así como a la práctica habitual de acceder a contenido digital sin pagar por él.

HBO tiene una ventaja sobre la oferta de Netflix, y es la de poseer los derechos sobre prácticamente toda su programación, lo que le permite tener a sus series y películas como la base de su oferta online sin necesidad de adquirir contenido adicional. Una vez que venzan las licencias de sus productos concedidas a las televisiones de pago, la única forma en que se podrá ver su contenido será a través de la oferta directa de HBO por streaming.

La compañía continuará con su expansión internacional, siguiendo su política de adaptarse a cada escenario y ofrecer el formato más redituable en cada país.