Centros de datos (II): 5 aspectos que cambiarán en el futuro

Blog

Categorías

Como mencionábamos en nuestro post anterior, los centros de datos están acompasando su evolución al ritmo acelerado de la transformación tecnológica. Queremos hablar aquí de algunos cambios que ya están en marcha y otros que están empezando a tomar forma y que influirán en la gestión futura del centro de datos.

  1. El crecimiento exponencial de la demanda
    Circulan muchas predicciones acerca del volumen que alcanzarán los datos en los próximos años. Un ejemplo es la cifra de 34 zettabytes de tráfico por mes en 2018, cuando se espera que el Internet de las Cosas (IoT) funcione en forma masiva. El IoT requerirá nuevas capacidades a los centros de datos: desde necesidades de almacenamiento, mayor ancho de banda hasta el crecimiento en la disponibilidad de energía eléctrica.
  2. El nuevo rol del profesional IT
    La formación tecnológica en la que se adquiere un conocimiento especializado de un área específica no es ya suficiente. El personal deberá entender el funcionamiento de la tecnología en varios campos, con un enfoque multidisciplinar, que les permita resolver mejor los problemas que surjan en el área IT de las compañías.
  3. La importancia de la analítica se incrementará
    Si el análisis de datos ya es parte imprescindible en las empresas, en el futuro dicha capacidad será más sofisticada. El análisis preceptivo ayudará a la continuidad de negocio, basado en las reglas, necesidades y riesgos del mismo. Este enfoque permite ir más allá de la recuperación de desastres y preparar entornos más robustos para dar servicio al cliente sin fallos.
  4. Infraestructuras definidas por software
    Los departamentos de IT manejan ahora sus cargas de trabajo basados en las necesidades del negocio y en el rendimiento requerido. Mediante reglas se determina dónde y cuándo hacer correr las cargas de trabajo, o la cantidad de servidores que serán necesarios para hacer correr una aplicación. El tráfico, almacenamiento y gestión de los datos requerirá aprovecharlos de forma práctica, sin que por ello suponga un freno al proceso. Los centros de datos deben mantener la fiabilidad y estabilidad tradicional, pero adquiriendo asimismo la agilidad para la gestión en tiempo real.
  5. Todas las unidades de negocio son áreas IT
    Las decisiones sobre adherirse a nuevas tendencias tecnológicas ya no se toman exclusivamente por el CIO. Otras áreas de las compañías están tomando decisiones sobre compras IT, lo cual lleva a procesos más ágiles aunque en un entorno algo desordenado. Sin embargo, el área IT de la empresa debe adaptarse e involucrarse en la gestión de estas nuevas tecnologías para que funcionen sin problemas.