Cómo debe actuar una empresa de limpieza de centros de datos

Blog

Categorías

La gestión de los centros de datos incluye aspectos que van más allá de la infraestructura eléctrica, la refrigeración o la seguridad física. Es el caso de la limpieza, que contribuye a dar un buen servicio e influye en la percepción del cliente sobre el entorno donde aloja sus equipos.

¿Cuál es la función de la limpieza en el centro de datos?

La limpieza es parte integral del nivel de servicios que ofrece el centro de datos a sus clientes. Para evitar riesgos de accidentes o deterioro, la limpieza tiene una función preventiva. La cobertura de los trabajos pone especial atención en las salas técnicas y áreas de infraestructuras críticas.

Su planificación y ejecución está a cargo de profesionales con experiencia en el entorno de las TIC, sistemas eléctricos y refrigeración industrial. Cuentan con protocolos que establecen la periodicidad, el personal y el método con que se limpia cada sector del centro de datos. El objetivo es evitar fallos en el rendimiento de equipos y maquinaria, minimizando el riesgo de afectación por contaminantes vivos, gases o vapores y descargas electrostáticas.

El plan de limpieza determina tanto las tareas a realizar, los medios a utilizar y las frecuencias (diarias, semanales o mensuales). Los trabajos se planifican en horarios que no alteren el funcionamiento del edificio y el tránsito de sus usuarios.

En las salas técnicas es fundamental la aspiración de polvo tanto en la superficie como por debajo del falso suelo para prevenir la electricidad estática. También es útil la instalación de baldosas atrapa-polvo frente a las puertas de acceso a sala. El plan de limpieza incluye todos los elementos de la sala técnica (bandejas sobre-elevadas, cerramientos de pasillo frío, cuadros eléctricos, paredes). Se comprueban asimismo los filtros de aire de los equipos de refrigeración, para evitar obstrucciones que provoquen sobrecalentamientos o fallos mecánicos. El polvo puede también tener un impacto negativo en sistemas como los de detección temprana de incendios.

Es fundamental disponer además de un área fuera de las zonas técnicas donde desembalar equipos antes de instalarlos, y una política estricta que evite el acceso de material de embalaje a las zonas limpias. De esta forma, se evita la propagación de contaminantes en salas técnicas, ya que el traslado a sala se hará sin embalaje.

El tratamiento de los residuos

Tras analizar el tipo de residuo generado en el centro de datos, se determinará su gestión (segregación en contenedores, reciclaje o reutilización; en caso de residuos contaminantes, su retirada por un gestor autorizado). Para estos procedimientos, Interxion cuenta con la ISO 14001 que certifica su compromiso medioambiental.

¿Cómo se evalúa la limpieza en un centro de datos?

Mediante la monitorización medioambiental: es el sistema de alerta y evidencia del estado de cada sala. Los equipos de limpieza y de mantenimiento del centro de datos coordinan su trabajo para evaluar las operaciones y ajustarlas a las circunstancias.

La limpieza es una tarea esencial aunque poco visible dentro de las operaciones de un centro de datos, contribuyendo a la mejora de la eficiencia y la gestión del mismo.