Economía colaborativa (I): 3 razones para su crecimiento

Blog

Categorías

El crecimiento de la economía colaborativa o sharing economy ha sido muy rápido y gran parte de la población utiliza algún servicio bajo este modelo de negocio. La consultora PwC cifraba en un reciente informe en 15.000 millones de dólares el aporte a la economía global que este tipo de negocio está protagonizando. En España, uno de cada dos consumidores está dispuesto a alquilar o compartir bienes.

Es así que gigantes del sector como Uber o Airbnb han alcanzado valores astronómicos de mercado (60 mil y 25 mil millones de dólares, respectivamente), sostenidos con ingresos que se miden también en miles de millones de dólares.

Este crecimiento tan rápido puede hacer pensar que estamos nuevamente ante una temida burbuja. A pesar de esta impresión, existen signos de que se está consolidando una base social, económica y cultural para afianzar a la economía colaborativa como un modelo de negocio con futuro.

1- Internet y los teléfonos móviles

Los análisis parecen confirmar que el crecimiento no sólo es constante sino que se acelera. Tanto la penetración de internet y el uso de teléfonos móviles favorecen este panorama. La combinación de estos dos factores (más usuarios de teléfonos móviles que pueden navegar en sus dispositivos a más velocidad) contribuye a la difusión de herramientas de economía colaborativa, que tienen en los usuarios de dispositivos móviles su principal base de consumidores.

2- Las redes sociales

La evolución de las redes sociales ha sido fundamental para acercar las opciones de economía colaborativa a los usuarios. En el libro “El negocio de compartir”, del experto en economía colaborativa Alex Stephany, se destaca el papel de las redes sociales como elementos catalizadores de la confianza promulgada entre personas desconocidas con el beneficio económico mutuo como principal argumento.

La economía colaborativa ha contribuido además a un cambio cultural importante: la confianza en desconocidos. Hace un tiempo, subirse al vehículo de un desconocido para un traslado a bajo coste se consideraba una situación de riesgo. Sin embargo, hoy en día esta situación es la base sobre la que desarrollan su negocio plataformas como Uber, que vuelve a estar operativa en Madrid, ya que ahora sus conductores cuentan con licencias VTC.

3- La crisis económica
Asimismo, la transformación sufrida por la sociedad en los últimos años ha potenciado la búsqueda de alternativas de consumo que permitan tanto ahorrar dinero como ganar tiempo. Las alternativas de colaboración, junto con el auge del modelo emprendedor y de modelos de negocio en el marco de la economía digital, nos brindan opciones más diversas para elegir cómo y a quién comprar productos o servicios.