Acceso a internet en países en desarrollo (I): ¿Cómo facilitarlo?

Blog

Categorías

Cuando compramos un teléfono móvil disponemos de una amplísima variedad y rango de precios, así como proveedores y tarifas de datos móviles. Pero este no es el caso en los países en desarrollo, donde gran parte de la población tiene escasos recursos y no es habitual contar con tarifas accesibles.

Según un estudio realizado por la consultora Strategy& (PwC) para la iniciativa de Facebook internet.org, el coste de datos móviles es tan elevado para los potenciales usuarios que imposibilita su acceso a internet. Actualmente, el 43% de la población global (3.2 billones de personas) puede pagar una tarifa de datos de 500 Mb/mes. Para duplicar el número de usuarios, la tarifa debería caer un 70% a nivel mundial, según este estudio.

Según la definición incluida en el estudio, una tarifa de prepago razonable debería suponer para el consumidor un 5% o menos de sus ingresos mensuales y ofrecer 500 Mb/mes. De hecho, estos 500 Mb apenas ofrecen datos suficientes para poder disfrutar de internet hoy en día: en un día representan el acceso a 800 emails, o visitar 17 páginas web o, sencillamente, ver un vídeo que dure menos de 10 minutos.

De media, en los países desarrollados donde el acceso a los datos móviles es generalizado, los usuarios utilizan alrededor de 630 Mb mensuales. Pero en estos países se ve una enorme ventaja: la disponibilidad de redes WiFi, que permite el consumo de datos sin utilizar la tarifa móvil. Si se incluyen los datos consumidos vía WiFi, se superan entonces los 2 GB/mes.

Por esta razón, la implantación de puntos de acceso WiFi está presentándose como la solución ideal para estos países, ya que el despliegue de nuevas redes móviles de banda ancha no es factible económicamente.

También se buscan soluciones complementarias para el acceso WiFi países como India, Filipinas o Indonesia, donde se utilizan aplicaciones para móviles que permiten almacenar y reproducir vídeos descargados sin necesidad de una conexión a internet. De esta forma, los usuarios descargan el contenido en áreas WiFi y pueden verlo cuando lo deseen.

En el caso de Nigeria la empresa Kiora tiene unas "zonas de contenido", que son en realidad puntos WiFi para sus clientes, donde pueden realizar descargas en forma masiva. Gracias a estas iniciativas, el acceso a internet resulta viable y puede ser el camino para sumar al siguiente billón de personas al mundo online.

Fuente: Quartz (Reuters/Enrique de la Osa)