Li-Fi versus Wi-Fi: 5 claves de la nueva tecnología

Blog

¿Qué es Li-Fi? Es una tecnología que utiliza la luz como canal de comunicación de la información. En vez de utilizar ondas de radio, utiliza ondas de luz bajo el código binario para enviar los archivos digitales: la luz encendida representa el 1 y la luz apagada representa el 0.

Gracias a que la tecnología lumínica LED (basada en diodos emisores de luz) está suficientemente desarrollada, la aplicación de Li-Fi puede convertirse en realidad en un futuro cercano.

La tecnología Li-Fi plantea además algunas mejoras con respecto al Wi-Fi que utilizamos actualmente:

1. Es más rápida

La diferencia con respecto al Wi-Fi en cuanto a velocidad de transmisión es abismal. Mientras con esta tecnología se trabaja en términos de Megabytes por segundo, con la tecnología Li-Fi se hace con Gigabytes por segundo.

Algunas pruebas en laboratorio han alcanzado velocidades superiores a los 200 Gbps; por otra parte, podría solucionar las congestiones que produce el Wi-Fi por sus limitaciones en redes de comunicación de oficinas o edificios en el tramo final de estos sistemas.

2. Evita la saturación

El Wi-Fi sufre una progresiva saturación al aumentar el número de usuarios y dispositivos; la ocupación progresiva del ancho de banda utilizado para Wi-Fi puede provocar cortes en la transmisión o navegación lenta. En cambio, la tecnología Li-Fi evita esta limitación porque cuenta con un mayor ancho de banda disponible y las transmisiones simultáneas no provocan interferencias.

3. Uso inmediato para entornos cerrados

Una de las pocas salvedades que se pueden poner a la tecnología Li-Fi es su corto alcance. No es preciso un contacto visual directo entre emisor y receptor, pero sí debe haber una proximidad no limitada por obstáculos (por ejemplo, una puerta cerrada). Esta característica hace que su aplicación en entornos cerrados no presente grandes dificultades. Además, resulta más segura que el Wi-Fi, dado que es imposible piratear el sistema a distancia.

4. Uso pendiente en exteriores

La instalación de Li-Fi en espacios abiertos presenta algunos desafíos, como el diseño de red necesario para superar las distancias o la interferencia que puede representar la luz solar.

Una propuesta pretende aprovechar la luz de las farolas LED e incluso de los vehículos que circulan para poder transmitir la información mediante Li-Fi. Los usuarios requerirían una red potente y con la peculiaridad de que para el usuario que está en esos momentos en la calle pueda recibirla, conectándose de forma automática al emisor más cercano a su posición.

5. Aplicación compatible con otras tecnologías

La tecnología Li-Fi se presenta como una opción adicional a las tecnologías existentes como el Wi-Fi. No sustituirá a los sistemas actuales de transmisión de información, sino que se integrará en el ecosistema actual de las telecomunicaciones. Actualmente, los investigadores están trabajando en la aplicación de Li-Fi para implementar el Internet de las Cosas a gran escala. Una de las áreas de mejora son las luces LED, que podrían transmitir datos a la vez que iluminan, aumentando su potencia y haciéndolas más rápidas que las actuales.