Screenagers, la película que está concienciando a las grandes tecnológicas sobre el uso de sus dispositivos

Blog

Categorías

Las horas que padres, adolescentes y niños pasan delante de una pantalla no paran de crecer, y pueden ser un punto muy conflictivo en la convivencia. Las familias luchan para que sus hijos utilicen los dispositivos de forma responsable y que no afecten negativamente su vida.

Screenagers, creciendo en la era digital es un documental que busca mostrar qué está pasando con esta generación que ha crecido “pegada” a una pantalla, y cómo afecta esta actitud a su vida personal y familiar. Su creadora es Delaney Rouston, doctora, cineasta y madre, que comenzó el proyecto como una manera de entender qué sucedía en su familia con sus propios hijos.

En ella se muestran casos concretos, como el de la Dra. Rouston acordando los límites de uso y el control del nuevo smartphone de su hija. También hay situaciones que viven los adolescentes, como la adicción al juego online o el compartir fotos íntimas en redes sociales.

Los estadounidenses dedican a sus móviles o pantallas más de 6 horas por día; los adolescentes superan las 11 semanales en videojuegos. Más allá de la reflexión que provocan estos números, el sitio web del documental ofrece guía y asesoramiento a los padres para controlar la situación y poner límites al uso de dispositivos.

El documental ha logrado gran aceptación entre padres y centros escolares para comprender mejor la influencia de los dispositivos entre niños y adolescentes. Curiosamente, también está resultando un éxito entre las empresas que trabajan con tecnología. Google, Microsoft, Adobe, Disney o Pixar ha solicitado la exhibición de la película para sus empleados y familias.

En Lucasfilm organizaron una proyección del documental para los empleados y sus familias, y al finalizar realizaron un intercambio de sus vivencias en el uso de internet con la participación de los niños y adolescentes. La ocasión sirvió para aprender que las batallas experimentadas por algunos padres con sus hijos se repetían en otras familias, y fue enriquecedor compartirlo.

En Autodesk hicieron una proyección similar luego de que su CIO viera el documental en el colegio de su hijo. Debatieron sobre cómo la tecnología está alterando la forma en que experimentamos situaciones y nos relacionamos, y la manera en que transmitimos estas conductas a los niños. Los dispositivos y las interfaces que utilizamos están influyendo en la forma en que trabaja nuestro cerebro, como por ejemplo la capacidad de concentración.

El objetivo de la Dra. Rouston es que la sociedad vea el documental e intercambie ideas sobre cómo ayudar a los jóvenes a llevar una vida “tecnológicamente” más equilibrada. Padres, empresarios y responsables políticos han iniciado ya ese camino.