Uber necesita centros de datos a hiperescala

Blog

Uber continúa creciendo: además de avanzar en su expansión a nivel mundial mediante su aplicación para contratar un coche con chofer, también progresa hacia el modelo de coche autónomo.

Para dar estos servicios, necesita expandir su plataforma en tiempo real, con una red que ya se extienden a nivel mundial: la compañía opera en más de 340 ciudades en 61 países, superando los 4 mil empleados. Suma además servicios de reparto de comida y de coches compartidos en algunas ciudades, así como su propio sistema de mapas y una empresa de camiones autónomos recientemente adquirida.

Uber y el big data

Esta dimensión significa que el volumen de datos que está generando la compañía es enorme. Los móviles de los conductores de Uber envían actualizaciones cada 4 segundos al tiempo que se mueven. A eso hay que sumar el sistema para “emparejar” a los conductores con los pasajeros mediante sus teléfonos móviles: esto requiere el acceso a mapas y bases de datos en cada ciudad para el seguimiento de los conductores.

Y el elemento adicional que se sumará ahora es el despliegue de coches autónomos, que generará enormes cantidades de datos que se deben recolectar, analizar y sobre los que se tomarán decisiones instantáneas.

Se requiere una infraestructura IT de gran envergadura para hacer frente al tsunami de datos al que se enfrenta Uber. Según informes de especialistas, Uber ha arrendado centros de datos en tres de los principales mercados, y previamente habían adquirido un pequeño centro de datos de Microsoft, junto con infraestructura adicional para soportar la cartografía. Se cree que utilizan en paralelo la nube de AWS.

El futuro: los datos masivos en tiempo real

En un movimiento que tiene directa relación con la expansión de su infraestructura de computación, la empresa ha contratado a Dean Nelson, un especialista en centros de datos a hiperescala, altamente eficientes, quien compartió su nuevo proyecto laboral en un artículo en LinkedIn. Estará al frente de la división Uber Compute y coordinará la estrategia de desarrollo de infraestructura en la empresa.

Nelson trabajó anteriormente en eBay, construyendo centros de datos a escala masiva que empleaban innovaciones para supercomputación, así como para la gestión de la energía. Ha sido pionero en la utilización de refrigeración líquida para el diseño de centros de datos de alta densidad. También tiene experiencia en la gestión de grandes centros de datos a través de proveedores especializados.

Dada la necesidad imperiosa de Uber para ubicar su creciente infraestructura de datos, aún no está claro si la empresa decidirá construir nuevos espacios técnicos o continuar contratando espacio con proveedores de centros de datos. Nelson estará encargado de fijar la futura estrategia.