Más cables submarinos para la demanda creciente de las comunicaciones

Blog

Categorías

La demanda de internet no para de crecer. Una parte vital del funcionamiento de la red yace bajo el mar, en los sistemas de cables submarinos tendidos para unir los continentes y transmitir los datos. Su importancia y expansión se están acelerando, según Telegeography, que pronostica la construcción de 33 nuevos cables en los próximos dos años.

Más comunicaciones = más cables submarinos

Los sistemas submarinos de comunicación existentes ya están siendo ampliados y mejorados para llegar a capacidades de 100 Gbps. Sin embargo, hay exigencias que aumentan la presión para expandir sus servicios:

  • El aumento en la demanda de ancho de banda: el uso de ancho de banda se está duplicando cada dos años aproximadamente.
  • Los servicios financieros exigen latencias cada vez más bajas.
  • La conversión de los gigantes de internet (Facebook, Google o Microsoft) en propietarios de cables submarinos desde su papel anterior como usuarios de los mismos.
  • La necesidad de los países en desarrollo de una mayor participación en la economía digital, y por tanto, de una mejor conectividad en sus regiones.
  • La mayor redundancia requerida para cubrir las comunicaciones en casos de desastre, como puede ser un terremoto.

¿Cómo transmiten señales los cables submarinos?

Al mismo tiempo, el modelo de despliegue de los cables ha evolucionado. Los cables lanzados en forma tradicional llegan hasta una estación en una playa, que cuenta con alimentación eléctrica, sistemas de monitorización y equipos para convertir las señales ópticas para su correcta transmisión de principio a fin del recorrido. Una vez llega la señal a la estación de recepción del cable en la playa, se conecta a través de equipos de enlace (backhaul) a las redes y nodos de interconexión.

El tramo de backhaul puede ser en ocasiones costoso e ineficaz. Por eso, en la actualidad se está cambiando el punto de terminación del cable submarino, llevándolo directamente hasta los centros de datos cuando es posible. De esta forma, se simplifica el diseño de la red, acelerando los despliegues y facilitando el transporte posterior de las señales.


Marsella: el puerto del Mediterráneo que recibe a los cables submarinos

En Interxion contamos con un centro de datos en Marsella, punto de llegada de cables submarinos desde Asia, Medio Oriente y África. El acceso directo que proporciona el centro de datos a decenas de operadores de telecomunicaciones e ISP facilita el transporte de las señales desde y hacia Europa. El rápido crecimiento de los servicios cloud está provocando al mismo tiempo el crecimiento del tráfico de datos para vídeo, redes sociales o comercio electrónico.

Conozca más sobre nuestro centro de datos MRS1 y todas las opciones de conectividad que ofrece con otros continentes.