Blog

Cuándo se debe usar Amazon Web Services Direct Connect

Adaptar el negocio a las nuevas tecnologías genera siempre dudas y preguntas que pueden demorar nuestro proceso de decisión. En el caso de apostar por un modelo cloud, surgen cuestiones como la transferencia de datos y la velocidad de conexión que pueden afectar al rendimiento de la solución escogida. Mencionaremos tres situaciones en las que será necesario contar con una conexión directa al cloud para mantener las condiciones de seguridad y latencia y dar una buena experiencia al usuario.

1. El modelo de cloud híbrido

Si las empresas cuentan con infraestructura propia y necesitan conservarla, suelen inclinarse por un modelo de cloud híbrido, con cargas de trabajo diseminadas entre la nube pública y el centro de datos propio. La conexión por internet entre estas ubicaciones suele presentar desafíos de latencia y de seguridad para lograr que las transferencias de datos no resientan la solución y trabajen como un recurso único.

2. Conexiones directas para que los datos viajen con seguridad

Si hay grandes conjuntos de datos es posible que el ancho de banda que se utiliza no sea suficiente para las transferencias. Las empresas contratan usualmente el ancho de banda necesario para cubrir el uso de internet y de sus servidores de email de acuerdo al número de usuarios.  Pero si en forma simultánea se transfieren grandes volúmenes de datos, la conexión puede ralentizarse debido a que el ancho de banda está también utilizado para acceder a aplicaciones SaaS. Para mejorar esta situación se podría aumentar el ancho de banda proporcionado por el proveedor de internet, aunque esta situación implicará un aumento en los costes de conectividad.

3. Transferencia de datos en tiempo real

El tercer escenario en el que AWS Direct Connect aporta ventajas comparativas es el de la transmisión de datos en tiempo real. Las aplicaciones que utilizan datos en tiempo real se beneficiarán de una conexión directa, ya que las aplicaciones de voz y de vídeo funcionan mejor con una latencia constante, hecho que la conexión a internet no puede garantizar.

En estas circunstancias entran en juego las conexiones directas para el cloud híbrido. Estas conexiones facilitan la conectividad física entre la nube y el centro de datos propio; evitan llevar el tráfico a través de internet así como los problemas de capacidad o rutas que se presentan en horas pico.

Si su empresa utiliza AWS (Amazon Web Services), cuenta con el servicio AWS Direct Connect. Esta conexión directa, además de privada y segura, ofrecerá una experiencia de red más consistente y flexible. Con AWS Direct Connect el administrador tiene pleno control de las rutas utilizadas para transferir los datos, obteniendo así una conexión estable y uniforme.

Para contar con una conexión dedicada y segura a AWS, puede alojar sus equipos en los centros de datos de Interxion en Madrid y solicitar un circuito para interconectarse con AWS Direct Connect, evitando el internet público. De esta forma logrará las tres ventajas principales que ofrece el servicio:

  • Mayor rendimiento,
  • Reducción de costes,
  • Más seguridad.

Interxion es AWS Technology Partner.