Blog

Dependencia y confianza en las soluciones de nube híbrida

Las empresas ya han iniciado hace algún tiempo el proceso de adopción del modelo cloud. En ese trayecto tendrán la chance de aprender, agilizar despliegues, reducir costes y dar un servicio más confiable a sus clientes. Es así que el mercado de soluciones en la nube se está expandiendo gracias a la creciente demanda del sector corporativo.

Según Forbes, la inversión en infraestructuras de nube pública de hardware y software as a service (IaaS y SaaS) a nivel mundial es de 38.000 millones de dólares y crecerá hasta los 173.000 millones en 2026. Los proveedores de nube pública como Amazon y Microsoft lideran este mercado.

El impulso de la nube híbrida

Estas cifras dan una idea del crecimiento acelerado de los entornos híbridos en las empresas, que adoptan con mayor confianza los modelos cloud. Conservan así parte de su infraestructura o sistemas legacy en su propio centro de datos, pero instalando cada vez más aplicaciones en la nube. En Europa, los grandes proveedores cloud habían alcanzado ya el 40% de la cuota de mercado en 2015:

Ese entorno híbrido se conforma mediante una combinación de servicios cloud ofrecidos por diferentes proveedores especialistas en la nube. Al mismo tiempo que el uso de nube pública continúa su expansión, también lo hace el cloud privado en centros de datos propios o especializados. Este crecimiento en el número de proveedores de servicios cloud públicos, junto con los diferentes tipos de nube privada, están generando un entorno IT multicloud que las corporaciones necesitan coordinar aportando la seguridad y las comunicaciones adecuadas.

 

La adopción del cloud híbrido: crecimiento y conectividad

Las necesidades de negocio y el contar con recursos escalables a la hora de experimentar picos de demanda han creado una dependencia de las infraestructuras IT híbridas. Se logra así maximizar la flexibilidad y la gestión de las capacidades, cargas de trabajo, aplicaciones y datos.

Este futuro híbrido requiere conectarse a múltiples infraestructuras en la nube con seguridad y alto rendimiento.  Por esta razón, los proveedores de soluciones en la nube ofrecen ahora conexiones privadas: en el caso de Amazon Web Services (AWS) cuentan con Direct Connect, que proporciona una conexión directa y segura con la nube de AWS.

AWS Direct Connect establece una conexión privada entre la nube de AWS y nuestra IT propia, reduciendo los costes de red, incrementando el ancho de banda y proporcionando una conexión más segura, estable y fiable que la conexión por internet.

La tendencia indica que en el futuro la mayor parte de las empresas basará su negocio en la nube, consolidando la transición hacia una configuración híbrida de su infraestructura IT. La estrategia de las corporaciones deberá aportar soluciones tecnológicas enfocadas en el negocio.