Blog

Disponibilidad y gestión integrada de la información en el cloud híbrido

Aunque no siempre sea fácil de entender, los recursos y la infraestructura TI de las grandes empresas deben aportar mucho más que soluciones tecnológicas óptimas para los procesos clave del negocio. Para las empresas cuyo negocio principal no es la tecnología, el cloud computing debe ir más allá de la propia solución IT. La estrategia en la nube debe ser parte del ecosistema en el que se apoyan la innovación y el crecimiento de las empresas.

El cloud híbrido como modelo dinamizador del negocio

El cloud híbrido, que combina cloud público y privado, supone una mejora en la forma de entregar los servicios, como los tests de nuevas aplicaciones o el almacenamiento de datos, o la cobertura de picos de carga (bursting). El cloud híbrido ayuda a las empresas a afrontar los retos tanto a corto como a largo plazo.

Pero al mismo tiempo, el proceso de renovación de los recursos IT puede resultar muy costoso. Las organizaciones se ven presionadas para innovar las herramientas de negocio y obtener mejores resultados. Es por estos motivos que la difusión del modelo cloud, a pesar de las dificultades o reticencias iniciales y favorecido por la característica del pago por uso, indica una forma diferente de obtener los recursos necesarios para crecer y desarrollar el negocio.

Disponibilidad, movilidad y ventajas del cloud híbrido

La aparición de nuevos modelos de cloud computing, como el cloud híbrido, ha simplificado en gran medida su proceso de implantación. El cloud híbrido permite ahora una flexibilidad y una gestión integrada de las aplicaciones que garantiza que nuestro TI pueda escalar y recomponerse en forma adecuada en función de las necesidades de cada momento. Podremos poner y sacar piezas del puzle de forma casi inmediata y con costes reducidos.

El cloud híbrido permite que todas las aplicaciones e infraestructura TI de nuestro entorno trabajen de forma conjunta independientemente de que se ejecuten o estén ubicadas como cloud público o privado. Esto facilita la disponibilidad y garantiza el rendimiento ante picos de carga de trabajo que se producen cuando la información y las aplicaciones se ejecutan en distintos entornos y lugares.

Además, el cloud híbrido permite una gestión centralizada de todos los elementos que integran nuestra estructura TI. Desde un panel de control podemos administrar todos los recursos necesarios para dar en cada momento la respuesta para que usuarios y procesos no se vean perjudicados por las variaciones en la demanda de conectividad, la disponibilidad de datos o la velocidad de ejecución de aplicaciones.

Diversificación de proveedores cloud como estrategia de éxito

El modelo híbrido utiliza diferentes herramientas para su despliegue y servicios, por lo que usualmente necesitará contar con varios proveedores al mismo tiempo. Según datos de IDC, las empresas están utilizando un promedio de entre 5 y 10 proveedores cloud al mismo tiempo. Resulta esencial garantizar que la IT tradicional y las aplicaciones legacy de las que depende una parte del negocio intercambien datos con las aplicaciones en la nube y los centros de datos de forma fluida y eficiente.

Es también fundamental que los proveedores entiendan los objetivos de negocio para proporcionar las herramientas correctas para cada cliente. Para una mejor comprensión de los requerimientos, es aconsejable que el proveedor dialogue no solo con los encargados de IT sino también con los de negocio.