Blog

Migrar a un cloud público, un modelo de desarrollo para las empresas

Con la aparición de nuevos modelos para las soluciones as-a-service y el incremento de la carga de trabajo en entornos virtuales y en la nube, las grandes empresas han empezado a analizar los aspectos clave del cloud computing y a valorar los beneficios de estas poderosas plataformas.

Valoraciones para la migración de servicios al cloud

Los responsables de gestionar los recursos y la infraestructura TI de las empresas han definido cuáles son los puntos clave que hay que valorar a la hora de migrar hacia el cloud, ya sea público o híbrido.

Uno de los elementos que aparecen con mayor frecuencia en la lista de prioridades es el centro de datos. Esta es una gran preocupación para muchas empresas  que gestionan su propia infraestructura:

  • ¿Dónde van a estar almacenados mis datos?
  • ¿Cómo será el acceso a mis servidores?
  • ¿Tengo capacidad de decisión sobre “dónde” y “cómo”?

Actualmente hay nuevas tecnologías que están facilitando la toma de decisiones sobre estos aspectos esenciales para trabajar en la nube.

Migración más simple de los datos

Con los nuevos sistemas de prevención de pérdida de datos (DLP) y las opciones de nube local, los administradores TI de las grandes empresas tienen un control granular de sus datos y de la forma en que se distribuyen. Además, los sistemas de almacenamiento están cada vez más diseñados para la “virtualización”, y en consecuencia, mejor preparados para funcionar en la nube. Esto significa que los proveedores de sistemas pueden migrar datos desde un controlador o agregado de discos a otro de forma muy sencilla y segura.

Ancho de banda que garantice la disponibilidad

Un segundo aspecto en esta lista de prioridades que estamos analizando es el ancho de banda para garantizar la conectividad de los usuarios con el centro de datos. Algunas organizaciones utilizarán su propio cloud privado pero la mayoría necesitará garantizar el ancho de banda y el rendimiento de la WAN.

Todo esto gira en torno al número de usuarios que se conecten a la red de forma concurrente, la cantidad de aplicaciones, escritorios y carga de trabajo en la nube y el volumen del tráfico que soportará la WAN, ya sea público o privado. Sin olvidar la distancia que deben recorrer los datos, una empresa puede disponer de la mejor tecnología en su CPD y tener problemas con el ancho de banda y su WAN de forma que los usuarios sufrirán las consecuencias de este desequilibrio.

Compatibilidad de las aplicaciones cloud

Un tercer aspecto vital para las plataformas en la nube es la compatibilidad de las aplicaciones. Gracias a la virtualización de los recursos del centro de datos, se logra crear plataformas más sencillas que facilitará la compatibilidad de las aplicaciones, por ejemplo, la posibilidad de usar aplicaciones de 34 y 64 bits en el mismo entorno.  

Un análisis rápido de modelos de cloud computing

Cada modelo de cloud presentará ventajas según el entorno en que se deba implementar:

  • En el caso del cloud público, las empresas podrán utilizar aplicaciones y servidores “de alquiler”, en la medida y durante el tiempo que necesiten, para finalidades de testear estas aplicaciones sin que esto tenga ninguna influencia en el funcionamiento de su CPD corporativo.
  • En el caso de las empresas cuyo negocio se adapta mejor al modelo híbrido, se podrán combinar dos plataformas, una pública y una privada, cuya flexibilidad les permitirá implementar  las soluciones sin problemas para escalar después según las exigencias del momento.

La transición hacia las soluciones en la nube que está haciendo el mercado siempre debe observarse desde el punto de vista de la rentabilidad y la eficacia. En el caso de las corporaciones, la seguridad y disponibilidad de sus datos es un elemento que preocupa tanto al área IT como también a los directivos. Por esta razón, muchas empresas apuestan por modelos de cloud híbrido con un CPD propio, aprovechando las conexiones directas a las nubes públicas para mantener el rendimiento y la fiabilidad de sus comunicaciones.