Blog

El FBI quiere subirse a la nube pública

La Oficina Federal de Investigación de los EE.UU. (FBI) está recogiendo información para lanzarse en los próximos meses a la compra de servicios cloud.

Recientemente, hablábamos de la expansión del gobierno de los EE.UU. a la nube con los programas GovCloud (AWS) y Azure Goverment (MS Azure) como parte de una estrategia de transformación digital para modernizar las infraestructuras y reducir los costes IT.

A comienzos de este año el FBI ha solicitado información preliminar a varios proveedores cloud para trasladar la mayor parte de su infraestructura IT a la nube. El requerimiento incluyó información sobre soluciones IaaS, PaaS y SaaS para cumplir con la directiva “Cloud First” del CIO del gobierno de EE.UU.

¿Cómo debe ser la nube que requiere el FBI?

Según la solicitud de información del FBI, "la nube deberá permitir la administración, operación y ejecución eficiente de una infraestructura a gran escala ofreciendo además la capacidad, la disponibilidad y el rendimiento que permitan a los usuarios finales cumplir su misión.”

Además, el documento especifica que varias agencias estatales podrían crear un fondo común de recursos IT con el proveedor “en una instalación existente a gran escala, operada y mantenida bajo el nivel de clasificación ‘Secreto’, incluyendo la actualización tecnológica como un servicio más del proveedor.”

Se solicita información sobre los centros de datos en servicio, y se incluyen también las especificaciones técnicas con las que deben contar:

  • 99,99% disponibilidad,
  • Tier-III para el suministro de energía,
  • Seguridad física y de accesos.

Por otra parte, se requiere que el proveedor cloud gestione actualmente al menos dos centros de datos según estas especificaciones, capaces de soportar a 50 mil usuarios, localizados dentro del territorio de los EE.UU. y al menos a 1.600 km de distancia entre sí.

El servicio deberá tener la capacidad de gestionar y procesar volúmenes de datos a escala de petabytes* utilizando inteligencia artificial. Asimismo, el FBI mantendrá la responsabilidad por las autorizaciones y accesos a los sistemas y a las instalaciones, así como la conectividad entre sus propias redes y los centros de datos. También continuará utilizando su sistema de criptografía propio.

La agencia estadounidense tiene actualmente un contrato para recibir servicios IT por un valor de 30 mil millones de dólares cuyo vencimiento tendrá lugar el próximo mes de octubre. En el caso de adoptar el modelo cloud, el FBI especifica que los servicios en la nube deben ser sustancialmente más económicos que la infraestructura tradicional.

1 petabyte = 1 millón gigabytes.