Madrid Hub Digital: sumamos apoyos para hacerlo realidad

En un encuentro virtual con representantes del Congreso de los Diputados, mediante la iniciativa de las principales empresas de datacenters y la asociación internacional Infrastructure Masons, se presentaron propuestas para hacer realidad la aspiración del sector de convertir a Madrid en el hub digital del sur de Europa. 

Impulsar la infraestructura digital local para atraer inversiones

Hoy es un momento muy relevante para recabar apoyos y aprovechar la oportunidad de desarrollo del negocio digital en la región. Los planes de crecimiento en la península ibérica de los gigantes de la cloud pública (AWS, Microsoft y Google) han servido para afirmar la necesidad de contemplar a la economía digital desde las administraciones públicas.  

Las infraestructuras conectadas son el cimiento que une la economía digital. En la base de esta infraestructura encontramos tres pilares: energía eléctrica, redes de telecomunicaciones y centros de datos. Los tres elementos conforman el espacio físico donde transcurre nuestra vida digital: se conectan usuarios, se accede a las nubes, se distribuye contenido y se facilitan las actividades económicas, educativas o de entretenimiento. 

 

interxion madrid

Conectividad en el centro de datos (fuente: Interxion) 

 

Los representantes de centros de datos destacaron la necesidad de una planificación coordinada de los recursos energéticos teniendo en cuenta las necesidades del sector. Resulta complejo evaluar la viabilidad de un proyecto de centro de datos con un periodo de construcción de dos años cuando la planificación de la red eléctrica se realiza por quinquenios. Esa falta de agilidad puede traducirse en una instalación que no se construye por falta de potencia eléctrica. Por eso tienen entre sus objetivos poder coordinar con REE la disponibilidad de potencia eléctrica para la planificación y ubicación de nuevos centros de datos. 

Asimismo, los centros de datos solicitan su inclusión dentro del sector industrial electrointensivo, ya que la factura eléctrica de estas instalaciones puede representar hasta el 40% de sus costes. De esta forma, podrían lograr exenciones en el impuesto del consumo eléctrico. Estas facilidades aumentarían la competitividad para atraer más inversiones de los grandes operadores de datacenters. El coste de la energía puede convertirse en un factor decisivo a la hora de elegir el país donde construir un centro de datos.  

Y en relación con el consumo eléctrico, es de destacar además que la sostenibilidad es un objetivo prioritario en la gestión de la infraestructura digital. Para ello, los centros de datos cuentan con suministro de energía renovable y aplican las mejores prácticas de eficiencia energética, siendo uno de los escasos sectores que cumple con los objetivos de desarrollo sostenible según la Agencia Internacional de Energía (IAE).  

 

interxion madrid

Centro de datos MAD3 (fuente: Interxion) 

Un momento clave para el desarrollo de la economía digital

La situación actual de desarrollo de la infraestructura digital en España es comparable al del grupo de ciudades conocidas como FLAP (Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París) hace una década. En ellas se fue concentrando la mayor cantidad de centros de datos y redes de telecomunicaciones de Europa.  

En paralelo, en los últimos años la llegada de cables submarinos a las costas de la península ibérica está convirtiendo a Madrid en una “playa” digital: es el nodo de interconectividad donde los datos transportados llegan a sus usuarios finales a través de los centros de datos. 

Para posicionarse dentro de la competencia existente con otras ciudades emergentes, es necesario por otra parte actualizar la legislación y adecuarla a los centros de datos. Por dar un ejemplo, actualmente se clasifican como edificios de oficinas, por lo que se deben construir plazas de aparcamiento por cada 100 m2 de construcción. Este requerimiento resulta incongruente en una instalación donde circulan muy pocas personas y cuya superficie está ocupada en su mayor parte por servidores, infraestructura eléctrica y equipos de refrigeración.  

El objetivo de este encuentro virtual entre miembros del Congreso y empresas del sector fue hacer conocer requerimientos y compartir estrategias para convertir a la región en el próximo hub digital de Europa. El efecto de la inversión en infraestructura digital se multiplica por 12 en otros sectores si se dan las condiciones adecuadas para su expansión. En una época muy compleja donde las comunicaciones, la educación y la economía se basan en el mundo online, resulta esencial aunar esfuerzos y voluntades para crear el entorno propicio y convertir a Madrid en el hub digital del sur de Europa.